domingo, abril 15, 2007

Parada Técnica



Cuando me reincorporé al trabajo, después de las vacaciones de Semana Santa, pensé (¡ilusa de mí!) que este último trimestre del curso iba a ser más relajado y que, por lo tanto, iba a disponer de un poco más de tiempo. Me equivoqué. A mayores, decidí, ¡por fin!, arreglar mi habitación, que buena falta le hacía: pintar, poner un suelo nuevo, cambiar el armario, deshacerme de las viejas cortinas y sustituirlas por un estor...
Total, que la he liado. Llevo tres días trabajando en mi dormitorio y sólo he conseguido darle la primera mano de pintura e instalar la mitad del suelo.
En definitiva, que me esperan unas semanas de febril actividad, entre unas cosas (el trabajo que me da de comer y paga mis vicios) y otras (la obra). Y como no se puede estar a todo, que qué más quisiera una, y no volverse tarumba, me veo obligada a congelar mi actividad bloguera durante unos días.
Así que, ¡hala!, hasta pronto, que espero que sea muy pronto.

10 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

Pero, ¿estás haciendo la obra tú sola? Mucho ánimo, que menuda trabajera te has buscado. Aquí nos veremos cuando vuelvas.

Mármara dijo...

No, no, qué va, estoy de pinche mi hermano, que es el experto, por aquello de que la carga repartida es más llevadera. Así que me está tocando currar en condiciones (es lo que tiene contratar a la familia). La verdad es que, una vez salvadas ciertas dificultades que estuvieron a punto de hacernos tirar la toalla, lo estoy disfrutando mucho. Y más que lo disfrutaré cuando lo vea acabado.

Ripley dijo...

Ay cómo te entiendo!!! Yo he estado muy saturada por el trabajo y estoy en plena mudanza, así que esas cosas llamadas Tiempo y Ocio me han abandonado pero espero recuperarlas. besitos

Julia Ardón dijo...

te esperamos, pues

MORGANA dijo...

eso...no tardes, te espero. Besos!!!!

chusbg dijo...

Bueno, pues yo estoy en algo parecido, llevo un par de semanas y lo que queda, pero es verdad, viendo las mejoras, de alguna manera se disfruta, poco de momento pero si uno tiene una casa, de vez en cuando hay que mimarla.
Eso sí, hay que tener cuidado pues se empieza por cambiar una lámpara,una cosa lleva a la otra y acabas cambiando hasta la puerta de entrada.

Un saludo

The lesbian sisters dijo...

no te dejes vencer por las obras!

Mármara dijo...

Estoy intentando no dejarme vencer, Sister, pero es difícil, ¿eh? Más que nada, por lo que dice Chus, que empiezas por cambiar una bombilla y terminas cambiando lo que no está en los escritos. estoy segura de que cuando lo vea hecho estaré encantada (pondré unas afotitos para que veais el resultado), pero de momento...

Marcela dijo...

venga marmarita. termina ya la obra y vuelve a tu blog, que lo importante es lo importante, maja.

La Canija dijo...

Qué loca meterte con obras en casa!!Cuidado con el gotelé!! y vuelve pronto.
Bicos

 
Free counter and web stats