martes, julio 10, 2007

La vida mágica de las tecnologías


Bueno, pues sí, no me ha quedado más remedio, por fin he tenido que claudicar y me he comprado una cámara digital. Compacta, eso sí, pero con óptica Leica (28/100), estabilizador de imagen, 7,2 megapíxeles..., en fin, una cosa espectacular, para mi escaso gusto que, desde que dejé de utilizar mi Practika y la sustituí por una Olimpus automática, no había tenido en mis manos una cámara con tantas posibilidades.
Y como soy más infantil que una peseta de cromos, tengo que lo reconocer, ando por ahí con mi cámara nueva en ristre, capturando a todo capturar, todo lo que se me pone por delante. Por ejemplo, a mi Bilbo esperando que dejara de jugar con mi nueva adquisición y me tirara al agua.
No lo hice esperar, me tiré y nadamos juntinos un buen rato, mientras Tiza nos esperaba, como siempre, a la orilla ladrando sin descanso (debe de tener miedo a que me pase algo, porque no se calla hasta que salgo).
Ya sé que parecerá mentira, pero tuve, como la mayoría de los días, excepto en pleno agosto, todo este pedazo de cala para mí solita. Lujazo, ¿eh?
P.D.: ¿No hace unas fotos espectaculares, la mi cámara nueva?

14 comentarios:

chusbg dijo...

Pues sí, últimamente te compras unas máquinas impresionantes, lo digo por el ordenador que nos explicaste hace poco, estas preparada para los tiempos modernos, bueno, la verdad es que 7,2 megapixeles está muy bien, hace muy buenas fotos y de verdad que es muy divertido por lo menos para mi, no sé si la palabra es divertido pero sí muy entretenido, yo, desde que tengo la cámara digital, y no es ni la mitad de buena que esa que tu dices me lo paso bomba con ella. ¡qué la disfutes este verano! aunque no sé, si te hace el mismo tiempo que por aquí, y me parece que sí, todas las fotos seran nubladas, vaya veranito que llevamos.

saludos

Ripley dijo...

La tu cámara tuya como tú dices hace unas fotos muy chulas con el tu ojo apuntando bien así que dispare usted forastera y siga deleitándonos con su arte ( y dándonos envidia con esos sitios bonitos a los que va). Un besazo

Mármara dijo...

Un verano que sólo es verano a medias, Chus, pero que le vamos a hacer, ya se sabe cómo es el Norte para estas cosas del tiempo atmosférico.
Estoy pasándolo bomba, con el juguete nuevo. Si ya lo hacía con la cámara del móvil, imagínate ahora, que me he comprado una tarjeta de 2 gigas (no la tenían de uno, el día que la compré).
Este sitio, Ripley, es EL sitio en el que paso el verano, porque puedo llevar a Tiza y a Bilbo.
Ya sabes que cuando decidas darte una vueltecita por aquí, estaremos encantadas de enseñarte éste y cualquier otro rincón, por ejemplo, Xagó, o Bayas, que tiene una zona nudista y gay.

Blueyes dijo...

Mármara, me encanta leerte y esas cosas de "la tu camara" "tengo que lo reconocer" ainssss, en agosto voy para Asturias, una semanina con días justos, sin embargo, quizas te provoque tomar un cafecito conmigo en alguna terracita de Oviedo...
Besines

Mármara dijo...

Claro que me provocará tomarme ese cafetito, o lo que se tercie, contigo. Estaré en Luanco, pero ya sabes que las distancias son cortas y nunca desaprovecho una oportunidad para escaparme a la capital y más si es para conocer a un alma bloguera.

Blueyes dijo...

:o) Excelente, yo estaré entre Oviedo y el puebloamadodemimadre en la cuenca minera jajajaja

Sería genial!!! aaahhh claro tienes que llevar la tu camara new jajaja risa infinita jajaja

aminuscula dijo...

Bueno, sobretodo te envidio por la cala, jajaja.

Oye, que disfrutes como niña con zapatos nuevos con tu nueva cámara y que hagas muchas fotos así de hermosas y refrescantes.

Un beso

Mármara dijo...

Pues sí, Aminúscula, sí, estoy disfrutando lo que no está en los escritos con mi juguete nuevo. Yo, es lo que tengo, que me ilusiono mucho con todo y disfruto como si tuviera seis años, o así.
La cala, es muy guapa, la verdad, y tiene de bueno que como hay que bajar por las peñas y bañarse entre ellas, no suele estar concurrida.

Marcela dijo...

creo que conozco esa cámara, ajjajaaaa. Disfruta a tope, marmarita.

Ripley dijo...

Tengo ganas de ir a tierras asturianas,ir a visitaros será una más de las cosas que tengo apuntadas para mi nuevo ciclo. De cualquier modo, sabe tu que teneís también una invitación para cuando decidaís acercaros por tierras vascas. un beso

Mármara dijo...

Gracias, Ripley. Tengo apuntada un par de visitas al País Vasco en otoño, una de ellas por trabajo, a Irún. Cuando vaya a Bilbao, que iré por sólo por placer, descuida que te lo diré.
Pues, no sé, Marcelilla, no puedo hacerme una idea de cómo has podido conocer mi cámara nueva, si apenas la saco de casa, oyes,

Nerim dijo...

Yo me muero de envidia por esa cala que tienes para ti sola, creo que sería capaz de vender mi alma la diablo para poder disfrutar de ella una temporadita.
Felicidades por la cámara, la foto es chula.
Un abrazo
Nerim

Mármara dijo...

Si hubieras estado hoy, Nerim, no venderías tu alma.
La gente que va los fines de semana del verano, y que se apelotona en la playa de al lado, baja el coche hasta abajo del todo, justo donde se acaba el prado (menos mal que yo no veo a nadie desde mi rinconcito al borde del mini acantilado), y hasta pone la música a la alta la lleva.
Hoy, concretamente, me despertó de la siesta Rafaella Carrá. Pero bueno, quitando estas particularidades, la verdad es que es todo un lujo, ciertamente.

MORGANA dijo...

jajajaja todo un lujo esa cala para ti sola, compañera!!! jajajajajaa.

Detro Mármara, estoy dentroooooo!!! jajajaja sip, en la pública, por fin, con mis ideas, muy ilusionada y "trastiando" ya dinámicas... Yujuuuu!!!

Y sin miedos, que es lo mejor.

Compañera, compañera, en septiembre en la escuela tal y como pronosticaste.

Ahora espero, con esa tu cámara, una foto de ese brindis que Marcela y tú me prometieron, ok??

Besooooooooos!!!!

 
Free counter and web stats