domingo, agosto 19, 2007

La vida entrañable de los aniversarios




Cuando era pequeña, a mi hermana la llamábamos Ratita. El mote se lo puso mi padre porque era menuda, inquieta, lista como una ardilla y pelín desastraduca.

Sigue siendo inquieta y lista como una ardilla, se mantiene delgada y ágil, pero lo de desastraduca ha pasado a la historia. Historia familiar que ayer rememoramos , como tenemos por costumbre cada vez que cumplimos años, con la ayuda, en esta ocasión, de una PowerPoint que le regalé, en la que hice un repaso completo de sus cincuenta años de vida.

Me he pasado una semana digitalizando fotos, trayendo a la memoria los recuerdos de cuando éramos pequeños, rememorando nuestras andanzas, y las suyas, los veraneos eternos, los juegos en el Campo S. Francisco, los días en casa de LAS tías (nuestras titas del alma), las amistades de entonces, que siguen siendo las de ahora... Su noviazgo (en enero celebraron sus treinta y cinco años juntos) y matrimonio (en abril hicieron las Bodas de Plata), el nacimiento e infancia de mi sobri, sus éxitos profesionales, sus logros personales.

No creo que haya muchas personas que puedan sentirse tan satisfechas de su vida como mi hermana. Quizás no sea del todo consciente, nunca lo somos, pero os aseguro que aquella Ratita, que salía de casa como una princesa y llegaba hecha un desastre, se ha convertido en un pedazo de mujer.

Por eso, y por mucho más:


¡Felicidades, Ratita!

9 comentarios:

Blueyes dijo...

Felicidadesssssss hermana de Mármara :o)

Besinesss

mi despertar dijo...

Me encanta tu blog, volveré a visitarte. te dejo un abrazo desde un Miami cálido y lleno de sol

Ripley dijo...

¡ Felicidades!! (espero que te lleguen...) ¡Qué bonito es leer a alguien que escribe cosas tan bonitas sobre su hermana, teneís mucha suerte. un besazo y disfrutadlo mucho

chusbg dijo...

¿Quiere eso decir que sois sólo dos hermanas y os lleváis tan bien como parece? si eso es así, eso sí es un gran y envidiable tesoro.

Saludos

Mármara dijo...

Bueno, Chus, somos dos hermanas y cuatro hermanos. Y sí, de momento, somos una familia muy unida que, con las lógicas y circunstanciales diferencias, nos llevamos muy bien.
Todos somos conscientes de que lo que tenemos es un tesoro y por eso lo cuidamos y lo alimentamos constantemente.
Le daré vuestras felicitaciones a "lamirmana" de vuestra parte. Muchas gracias. Le encantará.

mi despertar dijo...

Felicitaciones a vos..por como escribís, porque leerte hace que casi podamos conocerla.Vos sos igual escribi de vos
te dejo un abrazo inmenso

Mármara dijo...

Gracias, Mi Despertar. Un gran abrazo para ti, también.

aminuscula dijo...

Se ha perdido un comentario que había dejado aquí... snif... Me habías enternecido...

Un beso

Mármara dijo...

Pues, qué pena. En fin, así son los asuntos de la técnica, que nos traicionan cuando menos lo pensamos.

 
Free counter and web stats