martes, septiembre 11, 2007

La vida mágica de los atardeceres


Ayer fui sola a Xagó. ¡Qué regalo, Santo Cristo, qué regalo! Para el cuerpo y, sobre todo, para el alma.
Pensé llevarme el mp3 para que me acompañaran María Callas, Teresa Berganza, Renatta Tebaldi, Joan Sutherland, Montserrat Caballé, Mario del Mónaco, Plácido Domingo, Pavarotti... Sobre todo, Pavarotti, por razones obvias. Pero se quedó en el coche, quizás porque lo que me venía bien era caminar y ser consciente de lo contenta que estoy, de la suerte que tengo en esta vida.
Vale, no tengo pareja (que ya dice M. que es el estado perfecto del ser humano y un punto muy importante en esto del crecimiento personal, por no hablar del tema del sexo, que es punto y aparte), pero en lo demás, no es que sea rica, es que me siento como Rothschild, o el dueño de IKEA, que es su versión contemporánea.
Y decidí que sí, que quiero enamorarme otra vez. Llevaba casi cinco años cerrada en banda. ¿Para qué, me dije, si lo único que atraigo son adictas? Pero, adictas-adictas, ¿eh? Mucho más adictas que yo, que ya es decir.
Bueno, pues, se conoce que, o bien sigo tan inconsciente como hace cinco años, o he mejorado lo suficiente para que me vuelva a apetecer, sin miedo a que se me acerque alguien con la tipología acostumbrada. Y allí mismo, en Xagó, se lo he encomendado al Universo.
Ojos Verdes no me sirve. La muchacha es adicta-adicta y, a mayores, herero-hetero. Además, como dice Paula, una ya no está en edad de enamorarse si no es de una lesbiana y aunque para lo del platonismo (que se lo puede permitir una en cualquier edad, incluso en una tan provecta como la mía), Ojos Verdes, es perfecta, yo, lo que quiero es un Amor con mayúsculas.
Queda dicho. Y como la mía es una fe de esas que mueve montañas, no tengo la menor duda de que el Universo ya está conspirando para que lo consiga. ¿Que por qué estoy tan segura? Porque ayer me encontré una pegatina con una mariquita roja (que dice Anaka que son las que más suerte dan) y una piedra con un arco iris.

7 comentarios:

Marcela dijo...

Querida marmarita, ya sabes que la teoría de la atracción funciona, así que no dudo de que llegará una princesina para ti (lo de princesina, es obvio no va con ideas monárquicas de ningún tipo). A por ellooooooo.
PD: joer, cada vez son más largas las palabritas esas que hay que poner.

Blueyes dijo...

Mármara, y si hacemos un casting? acabo de hacerle uno a mi amiguina Jei jajajaja si quieres lo conversamos :op

Besines

Mármara dijo...

Jajajajaja, no es mala idea lo del casting, no. Pero como confío plenamente en el Universo, voy a delar que se encargue de todo, casting incluido.
Marcelilla, fía, ya me estoy trabajando lo de la Ley de la Atracción. Que sí, que funciona, y muy requetebién.

Glora dijo...

Jo!, me ha encantado tu post! Qué bonito! Estoy convencida de que cualquier deseo pedido en un atardecer como el de la foto, te será concedido!
Besos canarios "volaos"

txanba dijo...

en el algún sitio de ste planeta alguien espera a que des el primer paso, o el primer abrazo, beso etc, lo importante es que está ahi, esperándote. ¿puede ser? ¿no te parece ?. un abrazo.


tx

Mármara dijo...

Bienvenido, Txanba. Espero y confío en que sea como dices. Claro que para eso hay que tener una mínima disposición que yo no he tenido hasta ahora, así que, como ya la tengo, sólo me queda esperar a que el Universo decida.

Mármara dijo...

Gracias, Glora, yo también estoy convencida de ello.
Besinos.

 
Free counter and web stats