domingo, noviembre 04, 2007

La vida irreflexiva de las ideas

Ando revuelta, estos días, muy revuelta, con el asunto del amor romántico. Con la falta de reflexión, de planteamientos. Con la inconsciencia. Con el sufrimiento absurdo.
Tengo a una amiga sufriendo a todo sufrir, por amor. Es una mujer cincuentera, inteligente, independiente, en lo económico, con un nivel cultural medio-alto, luchadora... atrapada en la trampa del amor romántico.
Me paseo por los blogs amigos, casi al cien por cien escritos por mujeres, con un altísimo porcentaje de lesbianas que no han llegado a los cuarenta. Algunas, ni siquiera a la treintena. El mismo panorama.
Clichés a mansalva, frases de bolero (no puedo vivir sin ti; mi vida ha sido una larga espera, hasta encontrarte; sin ti no soy nada; te quiero más que a mí misma; mátame de pena, pero quiéreme), melancólicas reflexiones sobre la amada, expectativas mágicas, exigencias de amor eterno...
La literatura, el cine, la publicidad, nos marcan el camino a seguir, nos ofrecen los modelos, y allá vamos, como corderos, sin una mínima reflexión, sin el menor atisbo de crítica.
Criticamos a esas pijas que se calzan los Manolos y someten a su anatomía a dolorosas torturas en pro de una estética diseñada para materializar fantasías ajenas que terminamos por convertir en propias. Pero somos todas iguales. Ellos, y sus secuaces femeninas, diseñan la moda, el estilo de vida, el concepto del amor, de matrimonio, de pareja, de familia, de sociedad, de economía. Nos dicen cómo tenemos que ser, cómo debemos ordenar nuestra biografía, lo que tenemos que sentir, a qué hemos de dedicar nuestro tiempo y nuestro espacio vital... Nosotras los seguimos sin rechistar.

19 comentarios:

Blau dijo...

Sufrir por amor es muy duro. Hace tiempo decidí no enamorarme a ese punto, a pesar de ser acusada de no luchar y de posición cómoda.

Mujeres blogeras, abajo el sufrimiento.

Besines guapa

Blasfuemia dijo...

El amor es un cliché, y un corsé, además. Pero no todo es tan pesimista como lo pintas, ni somos tan iguales (ni todas ni todos). El tiempo iguala a los que se conforman, partes de aquello diferente que te atrae como un imán y de repente te envuelves en la normalidad más plana y absoluta. Pero el panorama no es desolador: hay diferencias que se mantienen, pequeñas joyas difíciles de encontrar, tan fácil como cambiar la mirada.

Saludos (me gusta el blog)

Mármara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mármara dijo...

¡Ah, Blasfuemia, si fuera tan fácil cambiar la mirada!
Cierto, el panorama no es tan desolador, sólo hay que mirar alrededor para comprobarlo. Leer las revistas para adolescentes, atender a la música de las canciones, analizar, bajo un prisma lila, series y programas de televisión, las películas que celebramos, la publicidad que nos tragamos... Podría ser aún peor.
Blau, quizás no sea la mejor opción, renunciar. Pero, ante la dificultad para mantener relaciones emocionalmente sanas, mejor solas, que solas acompañadas.

Marcela dijo...

Ayyyy, mármarita, ahí le has dado, en pleno corazón de la irracionalidad humana y de la "compra" de esquemas de vida. estoy contigo, marmarita, tienes más razón que una santa, que santa teresa por ejemplo con lo de "vivo sin vivir en mí".

marga dijo...

pues yo no

MORGANA dijo...

cuando yo he sufrido por amor, para dejar de sufrir tanto, he tenido que hacer ese ejercicio: separar el sufrimiento propio del desamor del sufrimiento añadido de las ideas que tenía acerca del amor.

Me he quedado sorprendida con la cantidad de ideas románticas que sin saber, tenía...

Besos

chusbg dijo...

El problema es que con tanta concienciación y palabrería los que no alcanzan nunca ese amor romántico son tachados de seres raros y pasto de psiquiatras.
No lo digo por las personas fuertes que saben aguantar el tirón, ahora, para llegar a esa fortaleza hay que sufrir mucho, es un tema del que desgraciada o afortunadamente todos entendemos bastante,es una opinión.
Por cierto hay muchas personas que nunca sufren de ese amor aunque parece que siempre estén enamoradas románticamente ¿son estas personas las que hacen sufrir a las que verdaderamente se enamoran románticamente? quien lo sabe.

Saludos

aminuscula dijo...

Este es el artículo ideal para San Valentín.

Yo ante este "muero sin ti" o peor aún "sin ti no soy nada" siento arcadas (lamento si esto hace daño a alguien). De hecho no leo blogs que hablen de estas cosas y no sólo por las arcadas. Es que esto se ha escrito hasta la saciedad, las palabras han perdido su significado de tantas veces que se han dicho, la vida es mucho más rica en sentimientos y pensamientos. Más allá e este amor romántico hay verdaderas maravillas.

El problema es la irreflexión, como bien dices. Irreflexivamente, escribir equivale a decir estas cosas hiladas de una forma o de otra y amar es poner en práctica ese "sin ti no soy nada" hasta llegar ser una verdadera nada entre cacerolas (que es el final feliz de todo amor romántico, jajaja).

Un beso

Marcela dijo...

Jjajajajaaa, a minúscula, qué bueno tu comentario, lo de las cacerolas como final feliz del amor romántico te lo copio para usarlo, si me permites.

Mármara dijo...

A estas alturas de vida lo doy por bien empleado casi todo con la única condición de que no conlleve sufrimiento, ni propio ni ajeno.
El "amor romántico" genera mucho sufrimiento, sobre todo en las mujeres (en los hombres también, pero de otra manera); atenta directamente contra el valor de la mujer como persona; socava su autoestima; la coloca en una posición de dependencia, etcétera, etcétera, etcétera.
Y lo peor de todo es que rara vez somos capaces de cambiar la mirada, de buscar el porqué, de identificar la causa de nuestras emociones. Y luego decidir con conocimiento de causa. Ése es el drama.
Hoy recibí un correo de mi amiga. La frase que copio a continuación me dejó completamente K.O.: "No tiene el mismo valor (a día de hoy) un día en su compañía (la de su pareja) o en la
de otro hombre que me llene, que sola, como tampoco lo tiene si la
compañía es femenina".

ohnenick@telefonica.net dijo...

Tenía un profesor en la universidad que decía que el amor estaba sobrevalorado y que nos han impuesto una absurda obligación de enamorarnos, como si el que no estuviera enamorado no pudiera ser feliz. Claro que todo esto lo decía mientras traducíamos a Catulo y cuando estaba en pleno proceso de divorcio, así que todos le dábamos la razón con pena.

Mármara dijo...

¿Quieres decir Ohnenick algo así como la fábula de "La zorra y las uvas"?
Estoy más con Morgana, quizás porque ha sido el proceso que he vivido yo, el de separar el grano de la paja. Y con Aminúscula, que ha definido perfectamente el destino final de toda "enamorada romántica".
Chus, la pregunta que planteas es delicada. Creo que el sufrimiento es mutuo, aunque los asesinatos de mujeres inclinan la balanza hacia un lado, me temo.

chusbg dijo...

En realidad me refiero a que muchas personas, hombres y mujeres, parece que siempre están enamoradas románticamente, parece como que no pueden vivir sin ese tipo de condicionamiento pero luego en la práctica no es verdad, cambian de amor romántico como de chaqueta. Hoy dicen, sin ti no soy nada, lloran, sufren, pero en realidad mañana al perder este amor por el que parecía que sufrían pues les es muy fácil cambiarlo, y vuelven a decir sin ti no soy nada, pero a otra persona, en 24 horas. Por eso me pregunto si será verdad que algunas personas sufren, o es que tienen que aparentar que sufren y luego los que verdaderamente están sufriendo son las personas a las que han intercambiado por otras como se intercanbia una película de video. No sé si esta vez he dicho lo que en realidad quería decir.
Alguien ha dicho que el amor romántico es una forma de egoismo. El que ama románticamente, de esa manera absurda a la que te refieres, pues lo que quiere es tener al otro chantajeado, como no puedo vivir sin ti, si tu no puedes vivir sin mi, me estás haciendo daño, me estás haciendo sufrir, es lo que se llama, creo yo, un chantaje emocional. No es verdad que alguien no pueda vivir sin alguien. No es verdad que alguien ame a alguien por encima de todas las cosas. A mi me da miedo que alguien que no sea un ser dependiente, un hijo por ejemplo, no pueda vivir sin mi, que pereza, que miedo, me gusta, si me enamoro de alguien que tenga también vida propia, y me deje tener vida propia, luego me gusta tener vida en común, cosas comunes, diálogos, compartir cosas. Es una opinión, claro está.

Saludos

Mármara dijo...

Yo creo que sí sufren, Chus, porque los seres humanos tenemos la capacidad de llegar a creernos nuestras propias fantasías.
Estoy completamente de acuerdo con lo que dices sobre el chantaje emocional, que es una de las numerosas trampas propias del "amor romántico". Como bien dice Aminúscula, se ha escrito tanto sobre el tema, se han difundido tanto esas frases hechas carentes de toda lógica y sentido, que hasta han perdido su valor. También estoy de acuerdo contigo en que es una falacia eso de "no puedo vivir sin ti", el problema es que, como las fantasías, también llegamos a creérnoslo.

lanobil, dijo...

Yo acabo de escaparme un momento de ese entramado psicológico para leerte un rato, yo no te voy a enunciar, pero andate con ojo, la sociedad te observa. Es broma, no te vallas a asustar, estoy de acuerdo con tu reflexión. Un saludo y espero que puedas visitarme.

Maslama dijo...

hola mármara,

he llegado a tu blog por casualidad, y me ha gustado.

especialmente me llamó la atención este post, sobre el amor romántico, que está lleno de verdades incómodas.. supongo que se escribe un blog cuando se tiene algo que decir, y muchas veces ese algo se refiere al amor..

con respecto a los clichés que mencionas, «frases de bolero», seguramente sólo se llenan de significado para quien las siente ―léase padece, en la mayoría de los casos.. y es que no hay nada nuevo bajo el sol, ni siquiera en la cosa del amor..

un cordial saludo,

dable dijo...

Sobran matemáticas, lenguas y sociales y falta un poco más de educación emocional.

Mármara dijo...

Pues sí, Dable, sí, a qué negarlo, sobra todo eso que mencionas y falta lo más importante. pero, claro, como quienes tenemos reponsabilidades educativas también tenemos carencias en ese terreno, ues nada, a hacer lo que se pueda.
Maslama y Lanobil, muchas gracias por visitarme.
Efectivamente, Maslama, sobre amor romántico podría hacer varias tesis doctorales, sino ¿de qué?

 
Free counter and web stats