miércoles, enero 09, 2008

Nessun dorma



(Al final, llovió toda la tarde)

Nessun dorma
nessun dorma
tu pure, o, Principessa
nella tua fredda stanza
guardi le stelle
que tramano d'amore
e di speranza.
Ma il mio mistero e chiuso in me
il nome mio nessun saprá
No, no, sulla tua bocca lo diró
cuando la luce splenderá!

Volvemos a la rutina, bendita rutina. Levantarse tempranín (no tanto como Glora, gracias a Dios), ver amanecer, desayunar con el informativo, un trocito de mandala para armonizar el alma y prepararla para la jornada (esta mañana con el Intermezzo de Cavallería rusticana y Chi mi frena en tal momento, de Luccia de Lammermoor), el paseo por el parque con los peludos y El País, el reencuentro con mi equipo de trabajo, las horas de despacho, actualizar la agenda, reuniones y previsión de reuniones, y, al final de la tarde, la mirada azul, la sonrisa de Ojos Verdes y la presión su mano en mi antebrazo a modo de despedida.
Volvemos a la rutina. Bendita rutina.

16 comentarios:

Blasfuemia dijo...

Sí, claro, rutina con ojos verdes. Con ese menú, ya me dirás :P

Nosotras mismas dijo...

Pasaba a saludarte y desearte feliz 2008.

Un abrazo

dintel dijo...

Bonito suspiro, tu post...

Ohnenick dijo...

Jesús, cuántas cosas te da tiempo a hacer por las mañanas, niña. Siempre me habéis dado envidia (de la agresiva) las personas que os levantáis con la antelación y el humor suficiente para empezar el día con una rutina tan agradable y sana. A mí sólo me da tiempo de ducharme, vestirme, salir corriendo, tomarme el café con un cigarrito en la barra del bar y fichar diciendo "sí, sí, me he dormido otra vez".
Felicítale el año a Ojos Verdes de mi parte. Ya le voy cogiendo cariño.

Mármara dijo...

Bueno, Onhe, es que yo no ficho, ni tengo a 25 adolescentes esperando por mí a la puerta del aula, como en otros tiempos. Ahora no tengo horario de entrada, ni de salida. Es una ventaja por las mañanas. A ver cómo me las apaño para felicitarle el Año a Ojos Verdes de tu parte, si supiera "de la misa a la media" el juego que me da seguro que le daban varios pampurrios a un tiempo.
La verdad es que sí, Blasf, ponerle un poquitín de salsa al curro es bien gracioso. Insisto, ¡ay, si ella supiera, o supiese!
Gracias, Dintel, viniendo de ti es todo un halago ;)
Gracias por la visita, Nosotras Mismas, intenso blog, el vuestro.

Lena de mar dijo...

ohhhhhhhh, la cavallería rusticana!!! qué hermosura. Hace dos años le dije a mi amigo Pep LLuís que me "iniciara" en eso de la ópera y muy serio me dijo: tienes que empezar por la cavalleria rusticana!! y fue todo un acierto... nessun dormaaaa
Con más tiempo, y perdona la ignorancia... me explicarás eso del mandala, es un ritual???
Lo que entiendo perfectamente es lo de ver amanecer... yo lo hago casi todas las mañanas desde la terraza de la violeta y es uno de los placeres que he descubierto desde que vivimos aquí. Yo era de las puestas de sol... jajaja

Muchos besos violetas al alba para ti, para la de los ojos verdes, pues que se los tiene que merecer primero... que no se puede estar en la "parra" tanto tiempo!!!

Marcela dijo...

marmarita, veo que has dejado a la Bette de las navidades por la ojos verdes de la rutina; tú de flor en flor y yo en el duro y tremendo trabajo que me ha encomendado esta sociedad, maja, cuánta desigualdad, jajajajaa.

Mármara dijo...

jajajajajajajajaja Marcela, que me parto. De flor en flor jajajajajaja Pues, mira, sí, joder, sí, y eso que aún no te he contado lo de la de la fiesta de las reinas Magas...
Los mandalas son unas representaciones simbólicas de origen indú que se colorean siguiendo las sensaciones del momento. Se utilizan como parte de la meditación, o para ayudarte a centrarte, o, simplemente, para disfrutar. Contemplar el amanecer sí que es un fantástico ritual, tan o más gratificante que una puesta de sol.
La mi Ojos Verdes no va a caer de la parra, te lo aseguro, así que me quedo con todos tus besos violeta y te mando otros tan brillantes como la luz de Venus, que me saluda cada mañana (despejada, claro).

Blau dijo...

A ver, porque no invitas a ojos verdes a cenar??? sería un buen paso.

besossss guapina jajaja

Desesperada dijo...

eso, invítala a cenar y luego lo cuentas en este patio de porteras, jajajaja, no, en serio, ¡invítala!

Mármara dijo...

Invitarla a cenar, decís... Pero si no puedo ni invitarla a tomar un café, porque ¡no tiene tiempo!
Además, queridas contertulias de este patio vecinal, la rapaza NO ENTIENDE, o sea, es hetero y muy hetero. Y, aunque entendiera, ¿dónde iría, yo, con ella, con el pedazo de cacao maravillao que tiene en esa cabecita suya?
Vamos a ver, que a mí, si se me tira encima y no le hago ascos, pero de ahí a que yo misma, por mi propia moto, decida cambiarla de la categoría de "aliciente" a la de "futurible" va un abismo de tamaño de la Fosa de las Marianas.

Glora dijo...

Ja,ja,ja... me exploto de risa con los comentarios, ja,ja,ja...

Qué rica es la bendita rutina y qué jodida a veces,(sobre todo los días que me toca trabajar, como hoy, hasta las cinco y pico de la tarde...)!!

Respecto de tod@s los "ojos verdes", yo creo que existen porque si no, ¿cómo hacemos para mantener las ganas de ir a trabajar todos los días de la semana?, vamos que algún aliciente, además del sueldo, tendremos que tener...!!

Blau dijo...

Yo, y con todo cariño, insisto en la invitación, hala.

errante dijo...

invítala, claro, así como quien no quiere la cosa, sin premeditación, porque mañana es viernes y quién sabe dónde estaremos pasado

chusbg dijo...

Bueno oche, si quieres invitarle pues invita pero yo, I just call to say ¡qué cielo tan precioso joder! que bien queda sobre esas siluetas de casas y antenas, ya, ya sé que luego llovió pero has captado el momento color.

Saludos

Mármara dijo...

Me alegro de que te guste ese cielo, Chus. Mucho más guapo al natural, por supuesto.
No me queda por menos que mondarme de risa con el asuntillo de Ojos Verdes y los empujones que me dais, a ver si me decido y ataco. Es que me parto, vamos. Y me encanta, ¿eh?. Pero va a ser que no, que me he propuesto que, para variar, me seduzcan a mí, y no me apeo de la burra ni por un gochu.

 
Free counter and web stats