jueves, julio 03, 2008

Los trabajos y los días

Lo que tiene tener amigas con posibles, en las diferentes comunidades del estado español, es que, al menos una vez al año, me invitan a instalarme en su casa y, aparte de tratarme como una reina, puedo permitirme el lujo de pasar una temporadita de relax total-conford-visa, que me viene de perlas para deshacerme del estrés del trabajo, en general, y del de la vida diaria, en particular.
Siendo, como soy, de carácter más bien austero, costumbres sencil-lias y amante de la vida recogida, o recoleta, a esta amiga en concreto (amiga del alma y la niñez) le cuesta un triunfo sacarme de casa y arrastrarme a las calles. Porque, vamos a ver, digo yo, ¿a qué salir, si lo tenemos todo en casa? Y, a mayores, nos tenemos a nosotras mismas, que nos vemos una vez al año y se nos queda corto el tiempo para ponernos al día de nuestros respectivos asuntos. Porque, hay que lo reconocer, no es lo mismo el teléfono que el directo.
Entonces, lo suyo es organizarse y disfrutar de la mutua compañía y de este, para mí (proba funcionaria de a pie), lujo asiático.
Nada mejor que un buen desayuno, en el porche, para empezar el día con energía (que diría Leticia Savater), a pesar de los 38ºC, a la sombra que estamos teniendo a eso de las diez de la mañana.
Con el estómago lleno, después del primer baño (véase nueva imagen de mi perfil), nada mejor que un ratuco mandalero, para aquietar y armonizar el espíritu, y prepararlo para la actividad de la jornada.

Actividad que puede resumirse en pocas palabras: charla, baños (cada cuarto de hora, aproximadamente), cervecita, comida, siesta (a veces, como se puede ver en este gráfico, a la sombra, otras, directamente en la cama, baño (pa despejar la modorra siestil), charla, copita a media tarde, como mandan los cánones, ducha, cena y charla, charla, charla, hasta que se nos cierran los ojucos y nos vamos a la cama más contentas que unas castañuelas.
Y hasta aquí puedo contar, por hoy, que tengo una fame negreira y me espera la cena. Cena que está preparando la mi amiga, del alma y la niñez, muy comprensiva con todas mis adicciones, incluida ésta.

21 comentarios:

Ohnenick dijo...

No sabes cómo me tranquiliza que hayas cambiado el pijama de cuadros por un pareíto. :-P

Mármara dijo...

Es que, si no lo llego a cambiar, querida Ohne, muero. Entre la temperatura y la humedad (relativa del aire),me tienen abrasadita, de la caló, la caló que hace.

Blau dijo...

pero esa es la casa de tu amiga???? o es un spa???? fia, invitame.

Un besin

Nerim dijo...

Ya lo dice el dicho: "quien tiene un amigo-amiga, tiene un tesoro" y si es con posibles, el tesoro es mayor aún.
Teniendo todo eso a tu alcance yo tampoco saldría a la calle.
Come, echate unas buenas siestas, unas brazadas en la piscina, unas buenas charlas y gandulea todo lo que quieras y descansa tanto fisica como mentalmente, tu cuerpo y tu alma te lo agradecerán infinito.

Un fuerte abrazo y felices vacaciones.

Conso dijo...

Mucho más refrescante la nueva imagen..¡donde va a parar!.

Sip, con amigas-posibles como la tuya es casi obligao no salir.
Se nota que disfrutáis de la mutua compañía...(lo sigo celebrando).

Blasfuemia dijo...

Estás echá a perder...

Mármara dijo...

Completamente echá a perder, Blasf, completamente. Y ahora, que ya nos han arreglado (por fin) la conexión a Internet, más.
Las verdaderas amistades siempre son un tesoro, tengan, o no, posibles. Claro, que lo de pasarse una temporadita al "dolce far niente" siempre es un puntazo, aquí y en Pénjamo.

errante dijo...

lo del pijama me tranquiliza tb a mí...

la próxima sin pareo? (pa ver las piellnas, se entiende)

Besos

marga dijo...

qué lindo lugar!
:)

Blasfuemia dijo...

Tomo prestado el comentario dejado por errante en otro lugar:

oh, my god!

dintel dijo...

Por favor, lista con referencias de tus amistades... creo que necesito hacerlas mías... ;)

Marcela dijo...

Eso es vida, marmarita, eso es vida.

PULGACROFT dijo...

Eso sí que son vacaciones sí señor....(¿qué crisis????)...jaja...

Ms Baggesen dijo...

la tu amiga tambien pinta mandangas?

Ohnenick dijo...

Mandangas, jajajajaja. Baggesen, te estás ohnenizando, uséase, prosaizando.

errante dijo...

¿mandangas?

Mármara dijo...

Si lo llego a saber, Errante, me subo la perneruca, y no sólo para enseñarte les piernes :p, jodía.
Sí que es agradable el lugar, Marga, sobre todo por la compañía (de la mi amiga, se entiende).
Estoy confeccionándote una base de datos con mis amistades, referencias, y tal y pascual, Dintel. De que la tenga te la mando por mail.
Pues sí, Marcelilla, sí, a qué negarlo, es más, vidorra, diría yo. Lástima que mi currete me haya recibido con pompas y circunstancias (varias) y hoy, a cuatro días vista, tal parez que haya pasado un siglo, desde que me dedicaba a rascarme la barriga el día entero.
No me he de quejar de estas mini vacaciones, Pulga, no me he de quejar.
Pues sí, Baggesen, sí. No sólo es que los pinte, si no que se me ha enganchado, la mi amiga, al asuntillo de las mandangas.
Mandangas, en lenguaje de los sujetos de Baggesen (influidos por su seño), mandalas (http://lavidasecretadelaspalabras.blogspot.com/2006/10/regalo.html.)

errante dijo...

no entiendo

errante dijo...

ya entiendo

Pauline dijo...

Disfruta de esa vidorra que te estás pegando. Yo espero hacer algo similar a partir de mañana...un beso y hasta la vuelta. feliz verano

Mármara dijo...

Bueno, Pauline, disfrutar, la he disfrutado, pero como todo lo bueno se acaba rápido, ya estoy de nuevo al pie del mi cañón.
Feliz verano para ti también.

 
Free counter and web stats