miércoles, octubre 15, 2008

La vida mágica de los acontecimientos

Descubrí a sir Johh Eliot Gardiner gracias a mis hermanos musicólogos, siempre atentos a las novedades del panorama musical, de la música clásica, se entiende, y pelín quisquillosos (o puristas) en lo que a interpretaciones se refiere.
Sin embargo, la primera vez que escuché el Réquiem de Mozart. interpretado por los English Baroque Soloists y el Coro Monteverdi comprendí que tenía que darle la razón a mi hermano L.: ni siquiera la de Claudio Abbado, que goza de su beneplácito (y del mío), podía compararse a la de sir John.
(El garabato de la derecha es el autógrafo de sir John, que tuve los güevos de pedirle)
Desde entonces, la música de este estirado y peculiar director ha sido una constante en mi vida. Me ha acompañado en mis momentos de soledad (hasta ahora, sólo he podido compartir esta bonita afición con una de mis novias), en algunos paseos por Xagó, mientras pinto mis mandalas o medito, cuando me meto a remojo en la bañera... En fin, que me ha acompañado y, sobre todo, me ha hecho disfrutar lo que no está en los escritos.
Así que, cuando, a principios de año, me enteré de que sería él quien inaugurara la Temporada de Conciertos del Auditorio de Oviedo supe que, esta vez, no me lo perdería.
Y no me lo perdí, gracias a que mi madre se pasó más de una hora en la cola, hasta que llegó mi hermano L. y compró las entradas para casi toda la familia

Fueron dos horas de éxtasis total, de disfrute puro y duro. Dos horas en las que sólo existió la música de Beethoven, Gabrieli, Bach, Schütz y Brahms. Un auténtico regalo para los oídos.
Y para el alma.

31 comentarios:

Glora dijo...

Qué rico Mármara, los regalos para el alma no nos deben faltar...
Un abrazo muy fuerte!

Ayshane dijo...

A mi me encanta la música clásica, las bandas sonoras... en fín que me apunto el nombre de este genial hombre que con la pasión con la que nos lo has contado, parece que merece muchísimo la pena...

Besitos grandotes...

Blau dijo...

Niña, ese es el sitio que tiene un restaurant muy chulo???

Lena de mar dijo...

cuánto me alegro por ti, Mármara!! y por el resto de tu familia. Escuchar un concierto de alguien que te apasiona es memorable... y compartido, mucho más bonito.

Enhorabuena por saber apreciarlo.

Besitos salinos

dintel dijo...

La vida sin música... ¿cómo sería?

farala 68 dijo...

dicen que cuando se disfruta de la música se "activa" una parte del cerebro que ninguna otra actividad (artística, intelectual, o física) puede activar... que buen puente...

Frabisa dijo...

EStupenda la forma que has tenido de contar toda la historia hasta la celebración del último concierto toda la familia.

Me alegro que lo hayas disfrutado tanto.

un besito

Ripley dijo...

Siempre es un placer poder hacer las cosas que nos gustan y sobre todo, como tú dices, las que son un regalo para el alma. Me has dado una envidia sana porque ando yo con el gusanillo de poder ver alguna cosilla y no encuentró qué. un beso y feliz fin de semana.

Marcela dijo...

mármarita, qué bien que hayas disfrutado de ese concierto tanto. me debes una cena ¿no?

Conso dijo...

¡Qué despliegue!...guárdalo como oro en paño. (qué te voy a decir yo que tu no sientas).

PULGACROFT dijo...

¡¡Qué rabia habérmelo perdido!! (sobretodo estando aquí en oviedo)..argggggg
Me alegro de que hayas disfrutado tanto y gracias por compartirlo aquí.
Saludinos!!

Mármara dijo...

Pues sí, Pulgui, sí, una pena, porque quedaron entradas, al final.
Y, es que, tener la oportunidad de disfrutar de un concierto de este calibre es un lujazo.
He disfrutado mucho en muchos conciertos a lo largo de mi vida, pero éste, si exceptuamos lo mucho que disfruto en los que dirige mi hermano pequeño, por motivos obvios, es el que se ha llevado la palma, de oro.

marigel dijo...

¡Ala! ¡Y yo sin enterarme!
He oído versiones dirigidas por él de algunas obras, pero no me había fijado expresamente. Lo haré la próxima vez.

errante dijo...

tiemblaaaaaa marmarita!!!!

no veas cómo le endiño con el 8!!!

Mármara dijo...

Una sugerencia, a modo de comprobación, Marigel: escucha la versión de Karajan del Requiem de Mozart y luego la de sir John. Ya me contarás.
Desde este mismo momento, Errante, date por retada. En Las Caldas o en Sancti Petri, que tanto me da, que me da lo mismo. Ea.

errante dijo...

Acepto el reto, faltaría más. Sancti petri es sitio neutral, yo juego aquí donde es un "dudoso" orgullo del ayuntamiento tener más de 8 clubs de golf, aunque esos sí, uno municipal... (sin palabras).

No te digo ná con un híbrido que probé ayer y que pienso estar aporreando hoy tooo el día. Te tendré al día colega. ;)))


(Y que conste que si Lowana me reta también, también aceptaré, ea, pa chula yo)

Mármara dijo...

Entonces, no me va a quedar más remedio que conocer Sancti Petri. Y mejorar mi swing (perdido y casi hallado), para poder enfrentarme con dignidad a ese hierro 8 ideal y al híbrido espectacular. Arduo trabajo me espera.

Lowana dijo...

Estoy deseando... Además, Sancti Petri o sus alrededores es un lugar perfecto porque ando por allí cerca bastante. Eso sí, tiene que ser al pádel, porque con el golf todavía no me he puesto. Lo estoy dejando para cuando sea más mayor...

prófuga dijo...

yo en cuestión de música clásica soy bastante ignorante. Por ejemplo, me gusta más Tchaikovsky, Strauss (hijo) o Evard Grieg, que Beethoven o Mozart. Vamos, supongo que equiparándolo, es como si me gustase más andy y lucas que los beatles.

Y menos aun sabría distinguir a directores de orquesta. Pero me encanta la gente con un oído educado -o dos-.

joder, qué rollo te acabo de echar.

Baggesen dijo...

Prófuga: Tchaikovsky, Strauss o Grieg, nada tienen que envidiarle a Beethoven o Mozart...bueno, Strauss y Grieg (aunque sea en variedad y cantidad), un poquito. Lo que ocurre, es que B y M, especialmente, éste último asentó las bases de un período, no más (algunos puristas si me leyeran me mataban, pero es que Tchaikovsky era un p. genio).

Y en cuanto al tema directores, es cuestión de dedicarle un ratito. Coge tres obras, con los tres mismos directores y luego nos cuentas.

Conso dijo...

diossss, me sienta profana.

errante dijo...

diosssss me siento diossss!!!!

(perdonen la blasfuemia, es que me ha salido sin pensarlo)

Mármara dijo...

Lowana, yo el pádel no lo trabajo, así que no podremos retarnos en ese campo. Ahora bien, lo que sí que trabajo, con gran esmero, es la gastronomía típica de las diferentes comunidades del estado español. Es decir, que después de los correspondientes partidos de gol y pádel, lo que sí podemos hacer es regalarnos una buena comilona.
Prófuga. A lo que dice Baggesen, nada que añadir, entre otras cosas porque es la opinión de una profesional (con la que, además, coincido). Sólo una cosita: que en cuestión de gustos no hay nada escrito y que, independientemente de la opinión de ciertos puristas, cada cual disfruta con lo que disfruta, y no tien mal que parecer, a naide.
También coindido con Baggesen en el asunto de las direcciones. Hay que dedicarles un poquito de tiempo, o dejarse aconsejar por quien se lo ha dedicado, que es lo que hago yo.
Conso, fía, ¿te cuento cómo me siento yo en ciertas materias que me interesan, por ejemplo el reiki?
¡Oh, Errante, DIOSA del olimpo golfístico (en ciernes)! De que pases del híbrido a la madera (el driver vamos a dejarlo para un pouitín más adelante) y del 8 al 6, el blaster y el putter, me has de avisar, pa ir preparándome :P

MORGANA dijo...

cuánto me gustaría entender un poquito de música clásica. Me encantaría que alguien me enseñara..

errante dijo...

grrr...

Lowana dijo...

Yo a la comilona me apunto, por supuesto... Y si es necesario para disfrutarla me ponga a dar bolas y aprendo también a jugar al golf.

Baggesen dijo...

Quiero ya una quedada bloguera.

errante dijo...

tú lo que quieres es que te coma el tigre, te coma el tigre, tus carnes morenassssss
___
(con voz de lola flores)

Mármara dijo...

Jajajajajajaja Me late que has dado en el clavo, Errante, querida jajajajajajajaja
O lo que es lo mismo, Baggesen, que se te ha visto el plumero, bombón.
Así me gusta Lowana, ¿quién dijo miedo?
¡Hala!, todas a apuntarse a un cursillito de golf, que sino no hay pitanza. Tenéis hasta que Errante diga que ha pasado del 8 al 6. Y como me late que es una muchacha espabilada, ya podéis ir poniéndoos las pilas.
Morganita, lo que "entender" de música clásica no es demasiado complicado, ahora ya, encontrar a alguien que te enseñe a "entender", no sé cómo lo veo, prenda.

errante dijo...

ejem, informo: putter y 7 (el híbrido que te comenté es de 22º), pero a quien sesa pongo por testigo que me haré con un hierro 3 en honor a mi querido kim ki dukm aunque lo utilice como arma defensiva.

___
off de record: mármara, increíble es el mundo de los palos, flipo todos los días.

Mármara dijo...

¡Qué me vas a contar, que yo no sepa, en lo que a palos se refiere, Errante de mis entretelas!
Otro mundo, y no está en éste. Doy fe.
Bueno, bueno, un híbrido de 22º, que viene a ser un hierro seis, pero facilón, es una magnífica adquisición. Te saca las bolas del mismísimo infienno (lease rough) y también es muy útil en calles con el "prao" poco "segao". Hummm, ya lo decía yo, vas a progresar muy, pero que muy, adecuadamente. No sé si echarme a temblar.

 
Free counter and web stats