sábado, noviembre 08, 2008

La vida impactante de los fotogramas

Llevo un número aceptable de películas, este curso. Incluso me he permitido el lujo de repetir Mamma mía, que me encantó y que volveré a ver cuando la saquen en deuvedé y se la regale a mi madre, que es fan (total) de ABBA y la disfrutó como hacía tiempo que no disfrutaba, mi madre, en el cine. La última vez que fui con ella se me durmió en la butaca por culpa de Buenas noches y buena suerte, que sólo a mí se me ocurre llevar a una madre como la mía a ver semejante ladrillo. Sí, buena lo será, no lo niego, pero ladrillo también.
Como tenemos comentado, las mías y yo, cuando se va mucho al cine no siempre se acierta, así que hemos visto de todo, esta temporada (y en temporadas precedentes), incluso alguna que otra inconfesable. Que no es que me quiera justificar, no, pero que cuando se vive en una pequeñísima ciudad de provincias, a la que no llegan todos esos estrenos que nos ponen los dientes largos cuando nos las anticipan en los informativos, o leemos las críticas de Carlos Boyero y sus secuaces en El País, a veces te ves en la tesitura de elegir entre lo malo y lo peor.
No ha sido el caso de esta semana. Cuando repasamos la cartelera, como hacemos cada viernes, M dijo muy resuelta: Esta la quiero ver. Y no hubo más discusión. De normal consensuamos, pero cuando una de las tres dice eso de esta la quiero ver, siempre dentro de un orden, claro, que no nos obligamos (casi nunca) a ver películas que sabemos que una de nosotras no vería ni por un gochu, no hay más que hablar.
Nos pasó hace quince días, a M y a mí (T no estaba, aquel viernes), que llegamos al cine pensando en ver El patio de mi cárcel y luego resultó que nos la habían cambiado a horario de tarde. Escrutamos la cartelera, de uno de los dos grandes centros comerciales de Oviedo, ¿eh?, no de Avilés, que tiene más delito, y no nos decidíamos porque el panorama era desolador. Como M sabe lo mucho que me resisto a ver cierto tipo de películas y a mí me consta lo que no le gusta ver a ella, allí estábamos las dos, estudiando los carteles y desechando una tras otra, hasta que M dijo: Yo la del Che la voy ver, no sé sí ahora, pero la voy a ver. Y la vimos, y se lo agradecí en el alma, porque no estaba muy convencida, yo.
(Sigue leyendo tranquila, M, que lo del viernes pasado no lo voy a mentar).
Bueno, pues ayer vimos Sólo quiero caminar, que tenía mucho empeño M, T no tenía opinión formada y yo no lo tenía nada claro, por aquello de que las pelis duras y violentas, por muy buenas que sean, siempre me dan un poco de reparo (si exceptuamos las de los hermanos Coen, que ya sabemos todas cómo son y pasamos en quinta).
¿Algún pero? Sí, sí tiene peros, pero que cada cual se busque el suyo.

Eso sí, decir que nuestras actrices son la hostia. Concretamente Ariadna Gil, está descomunal en su papel (y ella misma, consigo misma, como un queso) y no me quedó por más que enamorarme (perdidamente) de su personaje. Pero ninguna de las otras tres se queda a la zaga. En especial Pilar López de Ayala.

18 comentarios:

Conso dijo...

Esta vez llego a tiempo:
Me apunto las sensaciones de las pelis, que me resulta casi más interesante que las críticas oficiales.

Blasfuemia dijo...

Yo me apunto a ver ¡Mamma mia!... en una discoteca (con Ariadna Gil)

PULGACROFT dijo...

Con MammaMía me lo pasé genial de la muerte!!! jaja...
Te agradezco tus comentarios sobre pelis. Me encanta que me recomienden pelis y libros.
Saludinos!

Lena de mar dijo...

pues me alegro enormemente, pues quiero verlas las dos!!! y con esas actrices... será un placerrrrrrrrrrrrrrrr

besitos salinos

El Malvado Ming dijo...

Si anda usted ansiosa de buenas pelis el panorama que presenta este año el festival de cine de gijón es bastante prometedor.

marta dijo...

De Mamma Mia paso, solamente escucharía Abba otra vez en companyía de la morena del grupo. La de Gil sí me interesa, me enamoré en Belle Epoque y hasta ahora. Gracias por las recomendaciones (aunque tenga que esperar a Navidad).

MORGANA dijo...

A ver si no me la pierdo... ya se me escaparon El cuerno de la abundancia y Quemar después de leer... si es que no las dejan más que una semana!

dintel dijo...

Te he leído con atención, de principio a final, pero me iba distrayendo eso del "gochu", quécaralloes?

Mármara dijo...

Pues sí, Conso, a mí me pasa eso, que rara vez coincido con las críticas de los críticos y sí con las sensaciones de mis amistades.
Blasf, cuando veas "Sólo quiero caminar" igual te apuntas a un bombardeo con Aurora (Ariadna Gil).
Tendré en cuenta la recomendación, Ming. Muy en cuenta.
Desde que consumí todo el cine de "Arte y Ensayo" que "echaban" en el Palladium de Oviedo, en los años de mi primera juventud, agradezco pelis como "Mamma mia", Pulga, donde lo pasas bomba sin más.
No soy de recomendar pelis, Lena, pero las tres que menciono en esta entrada merecen la pena.
No conozco a nadie que no haya salido como unas castañuelas de ver "Mamma mía", Marta. Sólo por Meryl Streep merece la pena.
Nos pasa lo mismo en Avilés, Morgana, sobre todo con el cine español, que no con las superproducciones amaricanas, como no andemos listas, tenemos que esperar al deuvedé.
Dintel, en la Asturias campesina tener un "gochu" (cerdo) era garantía de no pasar fame (hambre) en invierno. El gochu es fácil y barato de criar, se alimenta con las sobras de la cocina y los frutos del otoño, para su último engorde. Del gochu se aprovecha todo, desde el rabo al morro, pasando por las pezuñas y la sangre, así que siempre se ha considerado un animal muy valioso. Cuando alguien te dice "ni por un gochu" te está diciendo que no te empeñes, que no cederá por nada del mundo.

Ohnenick dijo...

De lo de Mamma Mía no me acabo de convencer, pese (o por) las recomendaciones de mi madre y algunas compañeras. Y lo de Meryl Streep no te creas que me anima más, que esta mujer me ha dado siempre un poquillo de repelús, no me preguntes por qué.
Eso sí, por ver a Ariadna se traga una toda la violencia, tiros y sangre que hagan falta.

marta dijo...

Olé ohne. Y desde que McCain dijo que Dancing Queen era su canción favorita Abba da mucho repelús también.

Ripley dijo...

Mamma Mia me encantó cuando la ví. Las otras dos están en mi lista.La del Ché la quiero ver por curiosidad. "Sólo quiero caminar" porque me han hablado muy bien de ella y además está Ariadna Gil. El cine es una de las mejores formas de pasar el rato y divertirse. un beso y buena sesión de cine

errante dijo...

a ti también te leo...

farala 68 dijo...

me has convencido: como ando falta de tiempo de adulta (osease, sin niñas), mi proxima cita a ciegas la tendré en un cine (tu crees mamma mia es buena peli para una primera cita?)¡así mato dos pajaros de un tiro!)

Blau dijo...

Yo quiero ver MammaMia! a ver si lo hago de verdad.

Un besin

prófuga dijo...

¿ése es el cartel de "solo quiero caminar"? Qué espanto. Yo soy de las que pirateo pelis, la verdad, con lo caro que está el cine (sí, soy una delincuente, métanme en la cárcel...o mejor en "el patio de mi cárcel")

Marcela dijo...

Creo que acompañaré a prófuga en su excursión a la cárcel,´pero que sepas que te hago caso en tus recomendaciones, jajajajaa. Por cierto, a lo que me apunto sin duda es a la discoteca con blas y ariadna gil , es mi preferidaaaaaaa (ariadna, que a blas no tengo el gusto, ajajjajaa)

Mármara dijo...

Bueno, Ohne, pues no vayas a ver Mamma mia, oyes (tampoco tú Martita,pero que sepas que es bien divertida y bien graciosa, y bien animosa y bien de todo. Y, a mayores, sales del cine encantada de la vida y con menos peso en el alma. Peso que se multiplica después de ver "Sólo quiero caminar", pero que también te digo que "sarna con gusto no pica". Y no sólo por Ariadna Gil, queridas bollo-amigüitas, que a mí no me cae bien, la muchacha, pero que me fascinó su interpretación y el personaje, sobre todo el personaje.
No Prófuga, éste no es el cartel oficial, es el que pude pillar en san google. El bueno no lo encontré. Oyes, si hay una excursión al patio de mi cárcel me apuntáis, que no pirateo pelis, pero seguro que algún delito digno de encarcelamiento (en la misma cárcel que Aurora-Ariadna) sí que cometo.
¡Ay, Faralita! Qué ganas de saber el resultado de esa primera cita a ciegas que tienes en ciernes. Y sí, tía, Mamma mía es fantástica para esa primera cita, o para la segunda, si la hubiere.
Tú no me hagas caso, Marcelilla, pero que sepas que la peli es de las que no te dejan indiferente, aunque sea una tontería.La otra, la de Ariadna y cía, si la vieras, ya me contaras.

 
Free counter and web stats