viernes, junio 26, 2009

La vida nostálgica de los recuerdos


Corría el año 1978 cuando empezó a emitirse en España Los Ángeles de Charlie. Por aquella época, y teniendo en cuenta que siempre he sido un poco lenta, a la par que inconsciente, pa mis cosas, no tenía ni remota idea de que mi tendencia sexual era la que era. Vamos, que ni lo sospechaba. Es más, tenía un novio formal, y fornido, con el que hacía esquí de travesía, por las bonitas y agrestes montañas de la cordillera asturiana, tallaba madera, corría en madreñes po les caleyes* y me aprendía el nombre de las flores y los pájaros en latín, por ejemplo.
Sin embargo, ¡oh, sin embargo!, aunque no fuera consciente, a mí me gustaban las mujeres. Vamos, que, ya de aquella, y muchísimo antes, me enamoraba perdidamente (igualico, igualico, que ahora) de las heroinas televisivas, y literarias. Quizás el despiste se debiera a que también me enamoraba perdidamente de los héroes televisivos, un suponer el capitán Lee, de Viaje al fondo del mar (¡si es que soy muy vieja, leches!), que no de los literarios.
(El morenazo de la derecha ye el Capitan Lee de mis entretelas juveniles)
¿Debí sospechar de mi auténtica identidad sexual cuando, en vez de enamorarme del Sandokán de la serie televisiva, me sentía fuertemente atraída por su rubia partenaire, que cuando aparecía en pantalla me hacían los ojos chirivitas? ¿Debí plantearme que lo mío no eran los paisanos cuando me llevé el disgusto de mi vida el día que dejaron de emitir Los vengadores y me arrebataron, para siempre, a Emma Peel? ¿Debí ser consciente de lo que se fraguaba en mi interior cuando mi personaje favorito de El club del Pino Solitario, de Malcolm Saville, era Peter (Petronella Sterling), en vez del apuesto David?
(Diana Riggs caracterizada de Emma Peel, maminina, maminina)
Debí, sí, debí. Pero como ya tengo dicho que siempre he sido muy lentuca, a la par de inconsciente pa mis cosas, pues tuvieron que pasar tres años, desde el estreno de Los Ángeles de Charlie en TVE para que me diera por enterada de que lo mío eran, habían sido, y serán, foreveranever, las mujeres y me enamorara, también perdidamente, de MJ, la primera mujer con la que me acosté, un par de meses antes de cumplir los 27.
Porque, por supuesto, yo fui una de las que se enamoró perdidamente del personaje de Farra Fawcett (aunque ni me acuerde de su nombre en la serie).
Se ha muerto, Farra Fawcett. Con ella se muere un símbolo y una época, aunque lo que tiene ser una estrella del celuloide televisivo es que ella, su cuerpazo de escándalo y su cabellera rubia permaneceran, para siempre, en mi retinas y en mi biografía.
PD: También se ha muerto Michael Jackson, pero, a pesar de los pesares, para mí no fue lo mismo.
*Caleyes. Del bable. Caminos de tierra estrechos e intrincados, por lo general, habida cuenta de la climatología asturiana, llenos de barro. Y piedras.

20 comentarios:

farala dijo...

pues que yo estoy contigo en que pa mi no hay color. la muerte de Michael Jackson (MJ, las mismas siglas de la primera mujer con la que te acostaste???) va a eclipsar la de Farra Fawcett y por suipuesto que no es lo mismo. (A mi me gustaba la morena, no la marilisti de la sabrina, la otra, la morena de pelo largo....) jajjaaaaaaaaaaa

Jo dijo...

Pues la verdad es que yo los Angeles de Charlie la vi en una de las múltiples reposiciones, pero estoy contigo en que la muerte de Farrah me da bastante más pena que la de Maikel.

Que tío más raro.

Calvin dijo...

Ley de vida, Marmarita. ¿Sigues en casita, amore?

Pena Mexicana dijo...

Se ve que somos de la misma quinta o algo así porque cuando has mencionado a la Diana Riggs me ha venido a la memoria lo MUCHO que me gustaba y cómo veía yo la serie en la que salía sin que por mi cabeza pasara la idea de que eso que sentía era simplemente que yo era lesbiana como la que más.
Farrah no me gustaba físicamente porque las rubias tipo estadounidense siempre me parecieron desabridas y ella era algo así como el ejemplo perfecto (desde mi punto de vista). Me comenzó a caer mejor cuando terminó la serie y empezó a hacer películas para televisión como The burning bed, que es una de las primeras que yo recuerdo en donde se hablaba de la violencia de género aunque no se le llamara de esa manera.
Siento que luchó mucho por sacudirse "Los Ángeles de Charly" y nunca lo consiguió, una pena.
Del Jackson... pues una pena diferente, porque en su caso lo triste no ha sido tanto su muerte como su vida. No he visto yo un caso más grande de infelicidad y falta de autoaceptación.
A ver si ya se va de vacaciones la parca que ha tenido como mucho trabajo últimamente, no?

Alson dijo...

Pues yo digo que se nos nota la edad, los gustos y las creencias. Estoy con Pena mexicana en casi todo por lo que no voy a repetirme.
Bueno sí..¿A los 27?.- Sí que eres lentuca para las tus cosas sí.
Dicho desde el cariño ehhhh.
Buen vuelo

Blasfuemia dijo...

Ha tenido mala suerte: no sólo por llevar años peleando contra un cáncer devastador, sino que se ha muerto horas antes que Michael Jackson, con lo que su muerte pasará más desapercibida de forma inmerecida.

Y es que la gente no se da cuenta que Michael Jackson lleva ya unos cuantos años muerto, mientras que Farra Fawcett llevaba al menos tres años luchando por la vida.

Así se escriben las injusticias.

Marcela dijo...

Ayyyy, era mi preferida y me enamoré de ella pero con todas las de la ley, qué guapa, qué dinámica, qué sonrisa, ayyyy. Sí que me dio pena su muerte, sí, se me va uno de mis lesbi-ídolos.

Mármara dijo...

Queridas amigas: no me da tiempo a contestaros a todas a la vez porque en breve, muy breve, marcho camín del BALNEARIO a descansar, relajarme, bañarme en sus aguas mágicas, a que me den unos masajinos, a jugar las partidinas de cartas y charlar, y charlas y, a mayores, a disfrutar de la compañía de las mis amigas del alma. ¿Se puede pedir más?
Pero sí, así se escriben las injusticias y un pobre ser que llevaba mucho tiempo muerto le va a restar protagonismo a la nuestra Farra, que también ha sido uno de mis lesbi-ídolos.
Feliz fin de semana a todas.

PULGACROFT dijo...

Aunque yo era pequeña cuando ponían Los Angeles de charlie (aunque me acuerdo perfectamente de verla, tenía yo 7 añinos)es una de las series que también me han marcado. Me ha dado mucha pena que se fuera una de los ángeles...en fin...así de puñetera ye la vida...

También se ha ido Michael Jackson, ufff éste sí que me marcó, cuando me haga a la idea le haré mi pequeño homenaje, aunque estoy con Blasfuemia en que llevaba unos años "muerto"...

Pásalo bien!!

Lena de mar dijo...

ostras!!! que se ha muerto esta mujer??? y yo sin enterarme??? qué pena... de verdad.
Yo también fui lentita en enterarme, Mármara... pero no tanto, jeje. Mi favorita de los Ángeles de Charlie sí que era Sabrina Duncan, la más lista, jejeje...

Bueno, chicas, que me voy al campito con la familia, a descansar.

Besinessssssssss

aminuscula dijo...

Y lo que pasa, tras una revisión de vida como esa, es que una se da cuenta de que, pese a lo diferente que se ve y se sienta en el presente, siempre ha sido y es la misma que a los cuatro añitos. Sólo que no ha sabido descifrarse.

¿¿A los 27 años?? Lentuca, pero lentuca, Mármara.

Un beso

Blasfuemia dijo...

De todas formas quiero añadir algo: Michael Jackson (centrándonos en lo puramente artístico) fue el puto rey del pop. Y sus videoclips se merecen más de un Oscar.

Glora dijo...

Menudo repaso que has hecho de las series!
A mí también me gustaban Los Ángeles de Charlie, me gustaba verlas en acción... machista como todas ellas, mira como de Charlie si nos acordamos sin haberle visto...

Besos

dintel dijo...

Desaparece ya nuestra infancia y nuestra juventud... (¿es aquello de las barbas del vecino?)

Blau dijo...

Que increible fía, yo a 10.000 km y me acuerdo del viaje, sandokan y claaaarooo que de los Angeles.

La verdad me da penita lo de Farra, con tantas ganas de vivir.

Michael es otra cosa, no creo que exista otro artista tan completo como el, su vida personal mejor ni comento.

Feliz Balneario

Frabisa dijo...

Coincido contigo, para mí era la más guapa de las tres. No sólo me gustaba su sonrisa sino que su peinado fue moda durante mucho tiempo.

En fin... que nos espere allá mucho tiempo.

un beso

Mármara dijo...

Es que la serie era como para marcar, Pulgui. Porque sí, vle que era machista, como casi todas las de entonces, pero tenía lo suyo, aparte de tres bombonazos como protas. Además, tenías para escoger en los enamoriscamientos. Gran ventaja.
Pues sí, Lenita, sí, lentuca fui bastante. Más en la ejecución que en la percepción, porque cuando me "estrené" ya llevaba unos añitos consciente de lo que me atraía de verdad.
Ahí l'has dao, aMinúscula. Cambiar, cambiamos poquito, en lo esencial. Debe de ser porque lo de descifrarse es bastante complicado, a la par que complejo. Bueno, a mí me pasa eso.
Completamente de acuerdo contigo, Blasf. El Maiquelyacson sería lo que sería, en lo personal, pero que fue el Rey de Pop, eso no se lo quita nadie.
Se conoce que las series han tenido, y tienen, gran importancia en mi vida, Glora. Ya sean las literarias, tipo Torres de Malory, Los Cinco, El Club del Pino Solitario, etcétera, y ahora, por supuesto, la Saga Millenium y la mi Lisbeth, ya las televisivas. Llega un momento, oyes, que tal parece que los personajes forman parte de la vida de una. Recuerdo un artículo de Maruja Torres al respecto (sobre el que hice un post), en el que comentaba que se sentaba a ver Los Soprano y hasta le apetecía invitar a café al prota. A mí me viene pasando lo mismo, con algunas.
Precisamente en eso pensaba cuando escribí el post, Dintel.
Una prueba más, Blau, de que vivimos en una aldeíta global.
Feliz semana a todas, prendas.

Mármara dijo...

¡Nos hemos cruzado, Frab! Pues eso, que nos esperan allí muuuuuucho tiempo.
Un besazo

Irreverens dijo...

Pues a mí me gustaba más la morena, fíjate. La que aparece a la izquierda de la foto que has colgado.
:)

Ico dijo...

¡¡Qué gracia a mi me pasó lo mismo¡¡ pero con la morena de los Angeles de Charli, tenía hasta un poster de ella en mi habitación y yo sin enterarme de que aquello era muy raro.. también me encantaba la novia de Tarzán.. todos hemos pasado por eso pues, claro que éramos unas púberes.. y a esa edad ni piensas en el sexo... al menos yo.. quien lo diría..

 
Free counter and web stats