domingo, enero 03, 2010

La vida espectacular de los fotogramas


(Pedazo de selva, pedazo de imaginación forestal, la de James Cameron)
Esta noche he ido a ver Avatar con mi hermano nº 5, con el que comparto afición por la Ciencia-ficción.
En cuando leí la crítica en El País, perpetrada por no sé cuál de mis críticos favoritos, que tituló "Involución cinematográfica", o algo así, presentí que me gustaría, pero la verdad es que me ha fascinado.
Vamos a ver, la historia es floja, ¿eh?, muy floja. Y, desde luego, apenas resiste una mirada a través de los cristales violeta: marine meid in Iuesei (hay que se joder, oiga, con lo del marine), se convierte en caudillo y salvador de una civilización de gente pura y auténtica donde la haya, conectada con la Madre Naturaleza, que ya quisieran Ecologistas en acción, amenazada por el imperialismo y la codicia yanqui, por mor del amor que siente por la rapaza, que viene a ser como Pocajontas, en versión confines siderales, y del Bosque en el que viven, allá, en el planeta Pandora.

(Los bichucos no me dieron más, pero el despliegue de especies vegetales es espectacular, y los paisajes, pa qué-pa qué)
Ahora bien, desde aquí lo digo, análisis de género aparte, aunque lo cierto es que el papel de las mujeres, alienígenas y aborígenes, está tratado con bastante corrección, la peli es una orgía visual y un portento de la tecnología que, al mirmanu y a mí, nos atrapó desde el primer fotograma y nos mantuvo embelesados durante las dos horas y media de metraje. Vale, el argumento es flojuco, a la par que previsible, que tiene su ración de violencia excesiva, también meid in Iuesei , amén de la consabida historia de amor facilona. Pero, otros bodrios argumentales nos hemos tragado porque venían con el marchamo de intelectualoides. Y, a mayores, no sólo de argumentos impecables se nutre el cine actual, oyes.
(Zöe Saldaña, en el papel de Neytiri, al Pojacontas de los confines siderales)
Y luego, que tiene otra cosa: la filosofía, de la que sólo voy a comentar un aspecto, de los muchos que me llegaron al alma. Estas gentes buenas y sencillas, que viven en comunión con la Naturaleza, utilizan una expresión para saludarse:TE VEO.
No, holaquétalestás,yomuybien,gracias,ytú. No.TE VEO.
Te veo A TI, y te acepto, tal y como eres. No me monto películas sobre ti; no intento que seas como yo quiero; no me creo expectativas delirantes, fruto de mi imaginación; no pretendo que compenses mis carencias; no te exijo que des respuestas a mis preguntas. TE VEO y te acepto. TE VEO y te respeto. Y porque TE VEO, te quiero.
Por esto, y por lo demás, ¡ole por ti, James Cameron! Por esto, y por todo lo demás, que les den mucho a todos los Ocaña y Boyero del mundo mundial, y de los confines siderales.

17 comentarios:

dintel dijo...

Ayyyy, pobrecina, que veo que no la has entendido, pero yo te lo explico en un pispás y lo entenderás en seguidia: lo que dicen es TEBEO que es una metáfora de la raza humana.

dintel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mármara dijo...

Ahí l'has dao, Dintel, de la raza humana, en general, y de la idiosincrasia meid in Iuesei, en particular.

Ave dijo...

¡¡¡¡Pero!!! Afortunadamente, el cine es algo más (mucho más) que eso.

Cameron es un gran tecnólogo y un gran realizador; como narrador de historias, es patético, maniqueo y almibarado (aunque él se crea el mejor director del mundo). No estaría mal que de vez en cuando dejara el almíbar piscinero y contara historias de verdad, y se dejara de maniqueísmos y de chorradas.

kali dijo...

yo también la fui a ver, acompañada por la sin par elenita faralaez. nos ahorramos el mareo 3D y la verdad es que nos entretuvo esas dos horitas y media (que se dice pronto). efectivamente el guión lo podría haber escrito mi sobrino de 5 años, pero salimos más contentas del cine que un chavalín con zapatos nuevos. ye lo que tiene ir al cine con niños, que casi disfruté más de las caras de la faralaez que de la peli.

qué envidia (sana) eso ir al cine con los ojos de un niño

Mármara dijo...

Posí, Ave, posí, pero lo que yo disfruté con esa peli es para visto y comentado. Cierto que no hubiera estado mal un poco menos de almíbar y maniqueismo (que par de palabras tan fantásticas para definir la trama), y hasta le hubiera agradecido algo de originalidad, en lo argumental, pero se lo perdono todo por las dos horas y media de espectáculo visual que me ha regalado.
Hubiera dado algo por ver las caras de Elenita Faraláez, aunque vi las de mi hermano nº 5 (como el Chanel), que tiene 49 tacos, e intuí las mías. Sí, es una suerte conservar la mirada infantil para según qué cosas.

farala dijo...

efectivamente elenita está encantada con la peli, yo aproveché para ir al hospital esas tres horas y sabes qué? ¡lo preferí! es que me sacas del cine frances independiente y no soy nadie... jajajajajaja

Mármara dijo...

Bueno, Fara, fía, la verdad es que lo mío ye el arte y ensayo búlgaro, pero que tenía que disimular, porque lo búlgaro no ye cool, esta temporaduca, y ya sabes cómo soy yo para estas cosas.

Candela dijo...

Lo mío debe de ser el arte de los ceros y los unos. Me muero por ver aunque sea la casa de la pradera.

Pena Mexicana dijo...

Marmarita preciosa... ¿porqué me queda la sensación de que lo mejor de la mentada película es tu visión de ella? Yo después de Titanic, quedé con un empalagamiento tal que aún no se me aclara el paladar lo suficiente como para ir a ver a Cameron de nuevo. Es más, me recuerdo a mi misma retorciéndome en el asiento del cine y pensando "¿será que se pueden morir ya pofavo?" Lo siento... mi humor negro mexicano no es compatible con el estilo Cameroniano. Besitos

Ave dijo...

jajajajaja qué bueno lo de Pena Mexicana. O sea, en castellano plano, "a ver si se ahogan de una puta vez".

Ay madre. Jajajajaja. Me hiciste reir.

Alson dijo...

Pues nada, no la tenía en mi lista pero la incluiré.
TE VEO (O es...TE LEO)

Bur dijo...

Te VEO, Mármara...
Holaaa Alson

Irreverens dijo...

Bueno, Marmarita, sabes que me encanta tu forma de contar-comentar cualquier asunto y, como siempre, me lo he pasado pipa leyendo tu crónica personal sobre Avatar.
:D

Pero esta vez compartes "premio" con Pena Mexicana, porque su comentario (que comparto) no tiene desperdicio alguno, ¡jajajjajaja!
XD

Mármara dijo...

Candelilla, fía, lo del cine es como cualquier otra cosa: ye too ponese, o, lo que es lo mismo, te pones un día para ir, y vas. Ahora bien, lo La Casa de la Pradera lo encuentro pelín excesivo, oyes.
Es que, Penita Mexicana, no he visto "Titanic". Es por ello, oyes, que mi recuerdo de Cameron n estaba tan pegajosillo como el tuyo. Y, a mayores, que esta peli, argumento aparte, tiene un puntazo tecnológico que merece, y mucho, la pena. En lo de "¿será que se pueden morir ya pofavo?" has estado genial. Genial.
No me extraña, Ave, aun siendo tan cinéfia como eres, te hayas reído a gusto con la ocurrencia de Pena. Por lo que me han contado de esa peli, creo que pensaría lo mismo que ella, pero, como tú, en castellano plano.
Has de verla, Alson, no sé si te apasionará, como a mí, pero aburrir, no te aburres ni un instante. Por cierto, ver sé que me ves, y tb que me lees ;)
Bienvenida al mi blog Bur.
Es que se me nota lo que disfruto comentando, Irre. Ye lo que tengo. Estoy contigo en lo Pena Mexicana, ha sido un puntazo de los que hacen época.

Candela dijo...

Volví a cotillear y me encuentro con el comentario mexicano de Pena y la traducción de Ave al castizo. plas plas plas plas lo que me he tenido que reír!!!!!!!!!

Alson dijo...

;)

 
Free counter and web stats