domingo, agosto 21, 2011

La maldición de la Termomix

Desde que, allá por el mes de mayo, cuando ni apretaba la caló, la mi Marcelilla y yo, quedamos las primeras de nuestra categoría en un torneo menor, pero torneo, al fin y al cabo; desde que la mi Marcelilla, alias el Misil, firmó una tarjeta con 51 puntos stableford, dejándonos a lamirmana y a mí sin habla, por la envidia admiración, la Suerte nos ha vuelto la cara del palo del revés y hemos contado nuestra participación en los torneos golfísticos por fracasos.
Preocupadas, por esta circunstancia adversa, y el correntío de torneos que se nos avecinaba, decidimos concentrarnos, lejos del mundanal, en un balneario de aguas sulfurosas, situado en medio de la nada, con el campo de golf a escasos 50 metros del hotel, y diseñamos un planning digno de las deportistas de elite que somos:
—Dormir diez horas diarias.
—Alimentarnos acorde a las necesidades de los duros entrenamientos.

Primera cena en el hotel, después del viaje y los primeros 18 hoyos de rigor

—Dedicar el tiempo necesario al relax siesta y el enriquecimiento espiritual lectura.
—Mejorar el swing en la cancha de prácticas y ensayar los approach y putts en el putting green, antes de salir al campo.


—Meternos entre pecho y espalda dieciocho hoyos diarios.


Todo preparado para iniciar la dura jornada

Momento de tensa espera, ante la lentitud de la partida anterior
—Realizar una sesión diaria de circuito termal, con la aplicación de chorros en las partes más castigadas de nuestras anatomías, con posterior periodo de meditación y revisión de golpes y estrategias.


Piscina exterior de aguas termales, ideal para sesiones de meditación y relax

—Disfrutar del entorno y la gastronomía local.

Patín del lago del hoyo 17 ajeno a la que se le venía encima

Cumplido el plan a rajatabla, nos presentamos al importante torneo para el que, tan a fondo, nos habíamos preparado. Un horror. Y otro horror, y otro.
Que, ¿cómo es posible? Después de mucho rompernos la cabeza hemos llegado a la conclusión de que algún alma perversa y envidiosa nos ha lanzado la maldición de la Termomix.

Si la envidia fuera tiña: ¡Mira que decir que la nuestra copa se parez al vaso de la Termomix...!

Es por ello, oyes, que hemos decidido ir a pasar el agua, al objeto de librarnos del mal de ojo y otros hechizos, o encantamientos, de los que, con toda seguridad, hemos sido víctimas.

Hoyo 9: ¿Inofensivas ranitas, o maléficas brujas camufladas?

Marcelilla ha solicitado el concurso de un hada buena, que la librará de todos los males, a la par que limpiará su aura y bendecirá su nuevo driver.
Yo, por mis partes, marcho un poquitín hasta el mágico país vecino, Portugal, con la mi M. Viaje que seguro, seguro, me pone la cabeza en mi sitio y aleja de mí todos los fantasmas de los torneos pasados.


PD:¡Temblad, golfistas, temblad! Volvemos en septiembre, dispuestas a hacernos con todos los vasos de Termomix que haga falta. Ea.

Y la que sea fea, que haga los recaos de noche.

21 comentarios:

Blau dijo...

Fíaaaaa, no me lo puedo creer!!! despues de tan buen entrenamiento. Yo, por mi parte, voy a prender una vela a mis virgenes preferidas para que os vuelva el swing.

Besucos!

Jirafas en Gerundio dijo...

Me encantaría someterme a ese duro plan de trainning para alcanzar mayores resultados en diversos proyectos que desearía acomer (he dicho a-comer???, en que estaría pensando...) acometer
Ruego consejo y sabia orientación

Lena de mar dijo...

Lo importante es disfrutar como lo hacéis, vosotras sí que sabéis vivirrrrrrrrr! Abracitos salinos y buen viaje portugués

iTxaro dijo...

pero si habeis tenido un retiro como los profesionales de élite (ya me hubiera gustado a mi)

pues he de decir que si se parece a la termomix, al menos puede servir de vaso jajjajaja


yo también he estado en Portugal (como media blogueras jajajajjaja por lo que veo) Este año ha sido el destino blogueril

Pasalo muy bien
achuchon

dintel dijo...

Con el alma limpia y recién peinás ya veréis como ganáis una mandolina, un juego de boles y como mínimo una licuadora.

Por cierto, la frase final es genial.

Pena Mexicana dijo...

Ya te lo decía yo Marmarita cariño, que tanto torneo no deja nada bueno, ahí tienes a Tiger Woods, que hasta se le colapsó el mundo y todo... de lo de los entrenos, muy bien, ese es el buen camino jajajaja
Feliz viaje niña, que te lo pases de lujo! ya charlaremos a tu regreso, besitos

Candela dijo...

jajajajaa, colección de Termomix jajajajajajaj aunque a mi entendir disfrutastelo el torneo como disfrutolo la Marcelilla. ¡Diez horas diarias de sueño! más que las comidas, el paisaje, las pelotitas, lo segao, etc, lo que más envidia me da son esas 10 horas de sueño, sobre todo si luego riegan mi cuerpo de chorros de agua y chorros de manos hábiles. ¡Feliz viaje!

Begoña dijo...

Sí, confieso, yo dije lo de la Thermomix, yo soy la responsable de la maldición. Quiero purgar mi pena en el mismo lugar donde la padecisteis. ¡Proclamo!

Marcela dijo...

En cuanto nos recuperemos de la concentración, ya veréis qué trofeos, qué triunfos, qué popularidad, jajajajjaa.

chris dijo...

Jo!! lo vuestro si que son concentraciones y no las del Madrid o Barça...

En cuanto comencéis a triunfar en los torneos necesitaréis una agente de prensa para lidiar con los medios...Avisadme que es lo mío! Me voy con vosotras a la concentración, la comparto y luego le doy la información necesaria a la prensa!

LaRepo dijo...

jajajaja me parto!
Alguna rana os ha salido rana...

Irreverens dijo...

¡jajajaja! Estoy por meterme a jugar al golf. ¡¡Menudo planazo!!

Besucos y a disfrutar.
:)

Sra. Castafiore dijo...

No se si los remedios que glosas serán suficientes para la maldición de la termomix, pues supongo que dicha maldición convertirá la bola de golf en croqueta con la consiguiente dificultad de poner la misma en lo segao.

Si no funcionaran vuestros conjuros siempre se puede organizar un akelarre. Todo sea por la vuelta del marmacela team al estrellato.

Ripley dijo...

Seguro que esa maldición desaparece pronto y podeís de nuevo dedicaros a ganar torneos cual golfistas profesionales. disfruta de esa escapada a Portugal. yo voy a probar con el pádel a ver si me desestresa de los nervios que paso ahora que la tesis doctoral está en fase avanzada y la cosa se pone seria. quizás prueve un balneario también. ;-)

Hoyitos dijo...

Pues en Portugal hay unos campazos...

Que chulo encontrar por aqui a alguien que juegue!
Si pasais por el sur ( aqui tenemos campos pa dar y regalar, de todos los gutos y colores ) Me apunto a unos hoyos! Y seguro que mi mujer también. Cuestión de convencerla que es principiante...

Me ha encantado el post!

Un besazo!

Mármara dijo...

Queridas amigas/os, lectoras/es: muy agradecida, a la vez que emocionada, por estos comentarios de ánimo, solidaridad y apoyo; por los ofrecimientos, tan generosos; por estas muestras de cariño que, estoy segura, nos serán de muchísima ayuda de que volvamos a competir, que será en breve, en cuanto nos recuperemos de estos últimos días de vacaciones y cojamos, cada una, el ritmo de nuestra particular actividad. La mi Marcelilla en sus charlas, yo en el insti.
Irre, güelcom egein!!!!! Qué gustazo verte de nuevo por aquí!!!!

Ico dijo...

si no me lo dices pienso que era la termomix rodeada de pelotas..jjaja

errante dijo...

Siempre me gustó la frase de la fea y los recaos de noche!

Kika Fumero dijo...

Y no era la Termomix?? Oye, ustedes siguen de vacaciones?? Estamos esperando noticias...

Ángeles dijo...

Lo que me he reído.
Aquí una incondicional del golf catastrófico y de la thermomix, se siente.

Golfista, profe y asturiana...¿no estarás plagiando mi propia persona?
Besinos.

Ángeles dijo...

Lo que me he reído.
Aquí una incondicional del golf catastrófico y de la thermomix, se siente.

Golfista, profe y asturiana...¿no estarás plagiando mi propia persona?
Besinos.

 
Free counter and web stats