sábado, octubre 22, 2011

Va', pensiero sull ali dorate

Días extraños, estos.
El verano tan esquivo en julio y agosto, se resiste a abandonarnos; el otoño, cómplice, se hace el remolón; un catarro que se convierte en bronconeumonía, me obliga a contemplar desde la ventana la pereza de ambos; todos los tiranos se abrazan como hermanos, exhibiendo a las gentes sus calvas indecentes: hay que volver a recapitalizar los bancos; todos los tiranos se abrazan como hermanos…: no hay güevos para quitarse las capuchas; un Gadafi ensangrentado implora piedad; Grecia vuelve a tirarse a la calle; alguien del PP acusa a Zapatero de pertenencia a banda armada; Oviedo se viste de gala para sus Premios; ya casi no toso; vuelve a lucir el sol, en esta mañana de otoño.
Oviedo, Premios, Ricardo Muti, gaitas y tambores, Asturias Patria querida, Asturias de mis amores, Curro.

Curro, de la mano de F., en el Cabo Vidio el verano del 2010.
Curro, Currito, se fue ayer, al amanecer, después de alegrar la vida de sus dueños durante catorce años. Se murió con nosotros— me dice mi amiga del alma y la niñez—, en su casa, en su cama. Es uno de sus consuelos. No tuvimos que ponerle la inyección —me dice F—, no sé si hubiera podido decidir en qué momento había que ponérsela.
Curro era un superviviente. Si hubiera caído en otra familia, quizás no hubiera llegado, como llegó, a una edad tan longeva para un perro. Pero, ni la epilepsia, ni las hernias, ni las decenas de achaques que padeció, de los que se recuperó como un campeón, pudieron con él hasta ayer.
Curro era como mi Tiza, un ser especial, un alma vieja y sabia, capaz de dar todo sin pedir nada.


Aunque hubiera que ayudarlo a salir, no renunciaba a su baño.
¿Nada? Bueno, sí, su rebanada de pan de molde antes de la cena, sus huesitos de aperitivo, su baño en la piscina, cuando apretaba la caló, sus juguetes, que enterraba en el jardín, siempre en el mismo sitio, sus momentos de introspección detrás de su maceta favorita, su ración de mimos…

Oviedo, Premios, Ricardo Muti, calvas indecentes, “Va pensiero”.
“Va’, pensiero, sull’ali dorate” por mi amiga del alma y la niñez, y su F., en cuyos corazones vivirá para siempre el perro querido y feliz que fue Curro.



Muti, Premio Príncipe de Asturias de las Artes, dirigió al público ante Berlusconi que, estoy segura, ni se inmuto.

20 comentarios:

E dijo...

Lo siento por Curro... vivió feliz, eso es lo que vale :)

Morgana dijo...

...días extraños, estos, sí...

cuánto lo siento, Marmarilla, por Curro y por su familia. Leyéndote se me vino a la mente otra perra que tiene mucha edad y que cuando se vaya, su dueña, lo va a pasar muy mal. Cuánto se llegan a querer a esos benditos!

Me he emocionado, mucho, con el Muti, el pensiero y todo el público en pie. He aprovechado y he echado las lagrimillas por estos días extraños..

Besos, guapa!

BO dijo...

Esa es efectivamente la cadencia de estos días raros. Enhorabuena por esta entrada. Me sumo al recuerdo emocionado para nuestros compañeros que se han ido sólo de nuestro lado.

Mármara dijo...

Pues sí, E, eso es lo que vale, pero la pena y el vacío no te lo quita nadie.
Cada día que pasa doy gracias por Tiza, Morganita, y me preparo para ese día que llegará, sin duda, si no me voy yo antes que ella.
Impresionante, lo de Muti y todo el teatro cantando en pie el "Va, pensiero". Yo también eché unas lagrimillas...
Un beso grande, grande.
Gracias, BO. Sólo las que tenemos la suerte de compartir nuestras vidas con estos seres sabemos lo que se siente cuando se van, porque sabemos lo que sentimos cada día que pasamos en su compañía.

Mármara dijo...

E He pasado por tu blog para agradecerte la visita, pero no me deja comentar.

Mármara dijo...

En tu blog tampoco puedo comentar, BO.

Kika Fumero dijo...

Mármara, si comentas con gmail y tienes activado el "no cerrar sesión", a veces te da problemas al comentar. Basta con desactivar la opción de "no cerrar sesión" y ya está.

Siento mucho lo de curro. Qué suerte vivir tantos años y con tanto amor! :-)

Ya había visto el "Va pensiero" y la osadía del gran Ricardo Muti: qué grande, el tío, cómo se desmarcó, verdad?? Un abrazo y ánimo

LaRepo dijo...

Joder...¿Qué tiene el otoño que se lleva a estos "amores"?
(¿Qué te voy a decir que tú no sepas,amiga?)

Marcela dijo...

Marmaritaaaaaa, que me acabo de enterar de lo de Curro, qué pena, era un perrín buenísimo y, a pesar de haberlo conocido poco, me ha dado una pena tremenda. Besín.

Begoña dijo...

¡En fin!, qué te voy a decir si todavía al leer tu post me emociono con lágrimas egoístas que se recrean en el recuerdo de mi Greta.
Me lo dijiste tan guapo cuando este verano murió mi perrina que tu amiga tiene, al menos, la suerte de tenerte cerca.
Un besazo, mucha emoción y un abrazo sincero y solidario.

Mármara dijo...

Queridas amigas: gracias por vuestras palabras de ánimo y solidaridad. Espero que mi amiga del alma lea los comentarios, sino, ya se los haré llegar.
Gracias por la información, Kika, ya me estaba poniendo de los nervios. Lo de Ricardo Muti es, efectivamente, para darle un premio doble.
No sé qué tendrá este otoño, Repo, que no salimos de una para meternos en otra.
Pues sí, Marcelilla, una pena muy grande, lo de Curro. Deja un vacío enorme.
Gracias,Bego, por ese abrazo solidario y emocionado. Sólo quienes tenemos la suerte de convivir con estos seres sabemos lo que supone su pérdida.
Un abrazo para todas. También para la que leéis y no comentais.

chris dijo...

Llego tarde al post...qué pena lo de Curro, que se vaya un amigo de tanto tiempo...más que amigo compañero de vida...lo siento...

Leyéndote me daba la sensación de estar viendo una película a través de tus ojos, pero es que en realidad hay días que veo las noticias y pienso que debe ser parte de una película de surrealista que me parece ya todo...Menos mal que luego hay momentos de los que nos ayudan a poner los pies en la tierra, nos arrancan al menos una sonrisa y nos hacen creer de nuevo en las personas...

un abrazo Mármara!

Irreverens dijo...

Nunca he descartado la opción de llegar a tener un perriño en casa, pero también sé que voy a sufrir lo indecible cuando "se vaya"... Lo poco que he tratado a perros de conocidos así me lo he vivido.
:(

Bueno, que Curro descanse en paz y su vacío no se convierta en una carga.

¡Genial ese Muti!
:)

Un beso, Marmarita.

Mármara dijo...

Si no fuera por esos momentos, Chris, no sé qué sería de nosotras, porque, en verdad, lo que estamos viviendo no es que sea surrealista, es lo siguiente.
Se sufre, Irre, se sufre, pero también se disfruta muchísimo. Y se aprende. Pero, sobre todo, se disfruta. Ahora bien, trabajo dan, ¿eh? Porque, mira, yo, ahora, me iba a la cama disparada, sin embargo, tengo que salir a pasear con este par una horita. Que está muy bien y que sienta fenomenal antes de dormir, pero que me iba a la cama ¡ya!, oyes.

Irreverens dijo...

:D

Soy consciente del trabajo que dan y de lo mucho que te "atan". Por eso me cuesta lanzarme. Pero estoy segura que en cuanto tenga que ser, será.
Y lo compartiré con vosotras, por supuesto.
:)

Isabel - Frabisa dijo...

Es increíble el vacío que deja un perro cuando se muere, sólo los que lo hemos vivido lo sabemos.

Disfruta mucho de los tuyos, especialmente de Tiza.

un besazo

iTxaro dijo...

pues si...días extraños

Espero que ya estés bien del todo


siento también lo de Curro, siempre dejan vacios pero una sonrisa al recordarlos

un achuchón

Mármara dijo...

Sí que atan, Irre. Yo dependo de mi hermano nº 2 para poder viajar, por ejemplo, al que tengo que camelar y dejar la nevera llena y el depósito del coche a tope, cuando se instala en mi casa, pero lo doy todo por bien empleado. Así que, si alguna vez te decides, asegúrate de teer cubierta la retaguardia.
No te has de preocupar, querida amiga, que ya sabes que disfruto de ella cada día. Es más, cada día cuando me levanto, o vuelvo a casa, y compruebo que respira (ya no me oye cuendo llego), es un regalo.
Al 100% aún no estoy, iTxaro, pero muchísimo mejor de lo que estaba hace una semana, sí.
Transmitiré a la mi amiga todas vuestras palabras.
Un abrazo grande.

Sra. Castafiore dijo...

Un abrazo Mármara, y un abrazo para tu amiga, siento la pérdida de Curro y me acuerdo de tu Bilbo y tu Tiza.

Es muy emocionante como Muti saca toda la fuerza y la rabia del público, como les levanta y les une con un discurso tan acertado.

Mármara dijo...

Gracias, Sra. Castafiore, le transmitiré a lamiamiga tu abrazo.
Lo de Muti, impresionante. Ojalá éste, y todos los gestos simbólicos que se realizan cada día a lo largo y ancho de este planeta sirvieran para algo.

 
Free counter and web stats