miércoles, octubre 25, 2006

La vida lúcida de las palabras


El ejemplo no es la principal manera de influir en los demás, es la única.
Albert Einstein

6 comentarios:

Marcela dijo...

por eso no hay manera de influir sólo con la palabra; ayyy, qué difícil a veces es eso de dar ejemplo.
Claro que, podemos dar ejemplo de muchas cosas, jejeje, no tiene por qué ser todo políticamente correcto.

tenterty dijo...

Que buena frase, me la apunto. Y si a los que tienes que dar ejemplo no se les ocurre fijarse?
Un besito!!!

Mármara dijo...

Bienvenida, tenterty.
Pues, mira, siempre hay alguien que se fija, y si se trata de chicas y chicos en edad escolar (que es a lo que va dedicado este post), ni te cuento.
En cuanto a las palabras, Marcelilla, bien sabemos que se las lleva el viento, y qye "obras son amores, y no buenas razones", etcétera.
Es difícil, en verdad, pero no imposible.

Marcela dijo...

qué razón tienes, marmarita, al alumnado no les vayas con cuentos que luego tú no te crees, o les transmites lo mismo con la palabra que con las obras o no hay nada que hacer. El alumnado es un público muy listo y muy exigente, tienen derecho a serlo.

chusbg dijo...

Una frase estupenda y me ha gustado mucho la foto.
Contrasta con una que nos decía un maestro en un colegio muy católico, en los setenta, "haz lo que yo digo y no lo que yo hago", tenía las típicas frases de aquella fatal enseñanza, repetía mucho eso de "que inventen ellos" pero la que a mi más me irritaba, era esa de "quien bien te quiere te hará llorar", tu padre decía yo por dentro, pero por dentro, ponías la mejor cara para que el tío no se ensañase. Ese me enseñó, bueno, más es, la lección que yo aprendí de él fue, que debía defenderme de la gente que piensa como él, y a distinguirla.
Un saludo

Mármara dijo...

Bueno, Chus, ya sabemos cómo funciona el tema de la doble moral en ciertos sectores de ésta, nuestra sociedad.
Pensaba completar el tema con un tercer port, pero luego fui al cine, y ya...
A ver si lo remato esta semana.

 
Free counter and web stats