sábado, octubre 28, 2006

La vida pública de los fotogramas


El muchacho (con sobrero en la foto) es muy bueno. Valiente, leal, arrojado, listo, hábil... Fuma mucho, pero no afecta a su bondad. Que algo tiene que hacer, criándose, como se crió, en un barrio en el que las putas mejicanas se exhibían en la ventanas. Es muy bueno el muchacho. Que no por bueno tonto, ¿eh?, que se deja perder, pero en los últimos asaltos, y en los primeros lo da todo, el muchacho, hasta los dientes, pero luego se los ponen postizos y no se le nota nada en la sonrisa. Se deja perder porque con el dinero podrá pagar tres años el asilo de su padre. Sino, ¿de qué? ¿Es, o no es bueno, el muchacho? El amigo (sin sombrero en la foto) tiene mucho pa él. Alma atormentada. Bueno, también, menos que su amigo, pero bueno. Y que como tiene el alma atormentada y tiene que tomar no sé qué calmante por las secuelas de su pasado de boxeador, no está en lo que celebra, la pobre alma atormentada. Y se pierde.
La rubia es puta y medio panoli (lo digo por la cara y esa boquita entreabierta, como de pez, pero sin llegar a). Y con eso queda todo dicho y no hay por qué ensañarse, que bastante tiene, la pobre, con ese pasado... Las mujeres con pasado, ya se sabe, putas.
La morena. Siendo morena, ¿qué podemos esperar? Puta, mala, pervertida, desviada sexual (lesbina o bisexual, ella no lo tiene claro, yo tampoco). Y asesina, que siendo lesbiana y asesina, peor no puede ser.
La hermana de la morena. Una desgraciada. Que cuando sea mayor va a ser puta. Fijo.
La madre de la morena y de la futura puta, también puta. Y por si fuera poco, loca, borracha, traidora, asesina y suicida, que más no cabe.
Y la asesinada. Puta, lesbiana, arrastrada, guarra, desastrada (unas carreras me lleva en las medias...) y zorra, que por un papelillo de tres al cuarto se vende al mejor postor. Y luego nos extrañamos de que la asesinen y se ensañen. Si lo van buscando...
Ahora bien, el muchacho, que es muy bueno, y listo, ata cabos y venga al amigo. ¿Qué te creías, zorra, que te ibas a salir con la tuya? Y se va a vivir con la rubia (que no quiso tirársela, cuando ella se le ofreció en paños menores, la muy puta, por lealtad a su amigo, pero luego como era bueno -que no sé si lo he dicho-, pero muy, muy hombre, le echa un polvo de los que hacen época, sobre la mesa del comedor (que ella se había pasado la tarde cocinando y puso la mesa como pa un casting, pero que con tal de que me la metas hasta las amigdalas, me importan un rábano la mesa, y los candelabros y el pollo asado). Se la tira porque el amigo murió, ¿eh? Y, oyes, qué le vamos a hacer, a ti te asesinan y ya me quedo yo con tu novia para protegerla, que hay mucha gente mala suelta por ahí. Y eso que el muchacho, que es muy bueno, libró al mundo de varios desaprensivos y un par de putas rastreras.
Mirito Torreiro y yo coincidimos, un poco, en la crítica. Lo que no entiendo es por qué dice que James Ellory es un misógino importante. De Brian de Palma no dice nada, a ese respecto. Ni de otros respectos.
Y ahora, si os apetece, vais a verla.

9 comentarios:

Ripley dijo...

Si que me apetece ir a verla, soy cinéfila y para criticar siempre hay que ver. un besazo

Marcela dijo...

gracias, marmarita, ya sé una peli que no iré a ver. Cuántas mujeres haciendo de putas en el cine, madre mía ¿qué les pasa a los directores con el tema de las putas?

chusbg dijo...

No sé si la iré a ver, creo que no pues ultimamente no veo las peliculas hasta que no las echan en la tele, dejado que es uno que le vamos ha hacer, pero seguro que si la voy a ver no me pasaré un rato tan divertido como leyendo esta descarnada y jocosa crítica, muy graciosa de verdad.
Un saludo

Anónimo dijo...

Y digo yo, la asesinada ¿no es una del reparto de l word?, igual la mataron por pija, vete tú a saber!

Marcela dijo...

o por lesbiana y entonces sí que rematamos la película; además de misoginia, homofobia, joer lo tendría todo.

Mármara dijo...

Pues sí, Ripley, para criticar hay que ver.Así que, cuando vayas, ya me contarás.
Parece ser, Marcelilla, que el tal James Ellory, tal como dice Casimirito Torreiro, es un misógino importante. Desde luego, en esta peli, no se salva ni una. No recuerdo una película en la que la mujer sea más mal tratada que en ésta, aunque ya sabemos cómo se las gasta el cine en este tema.
Me alegra mucho que te hayas divertido al leer la "crítica", Chus. Y te digo una cosa, para ver esto no merece la pena pagar 6 €, ni 5, ni 4...
La asesinada era una pobre desgraciada que no tenía nada de pija, la pobre. Para pija, la morena, que recibe su merecido, por pija, traidora, puta y lesbiana.
Lo realmente dramático es que James se basó en un asesinato real y el cuerpo de la mujer apareció tal y como él lo describe.
Ahora bien, dicho esto, la película me entretuvo, ¿eh?, que conste. Lo que pasa es que estoy hasta las cejas de tanta violencia gratuita y tanta misoginia, leches.

yo, la peor de todas dijo...

jajajjajaja la puntilla final genial jajajjajaja, menuda decepción la scarlett ¿no hacía películas con cierta calidad?

Mármara dijo...

No, si no es que sea mala, la peli. Una cierta calidad la tiene. Y ella, Scarlett, hace un papel muy digno, un poquiñín a lo Kim Bassinger en "L. A. Confidencial", lo que no se sostiene es la forma que tienen el autor de la novela y el director de tratar a las mujeres.
Que es lo que decimos siempre, que si te quitas las gafas con cristales lila, tiene un pase, pero como te los dejes puestos...

julia dijo...

Pues entraremos al cine bien preparadas....gracias.

 
Free counter and web stats