lunes, enero 29, 2007

Intermezzo


Ayer, domingo, un periódico local reproducía en titulares las palabras de este paradigma de mujer-mujer pepera, que es Alicia Castro Masaveu, en un mitin que dio en Moreda:
El presidente del gobierno es un perfecto imbécil.
Tengo que lo confesar y no me duelen prendas: Alicina y yo estudiamos juntas hasta que las RR MM Ursulinas de Jesús me echaron de su colegio a los doce años, por trasto.
No es por nada, oyes, pero vaya lo que gane con el cambio, ¿eh? Porque del templo de la educación de la élite femenina asturiana pasé directamente a la enseñanza pública, y aquí sigo, dándolo todo, más contenta que unas pascuas.
Alicina, en su defecto, no. La pobre terminó el COU en las Úrsulas y se fue a la facultad de derecho, templo de la pijotería ovetense masculina y femenina. Y se afilió al PP. Y llegó a Diputada.
Bueno, vale, ella es más estilosuca que yo, lleva siempre las mechas impecables, le sientan ideal los pantalones pitillo con tacones y tiene más pelas (que para eso es de la familia Masaveu, por parte de madre), pero ¿qué me decís de esa lengua viperina? ¿Y de esa mala leche reconcentrada? ¿Y de ese afán por defenestrar a quienes no comparten sus ideas políticas?
Y ahora yo me pregunto: ¿Es que no les enseñaron, a la mi Alicina y a sus compas de partido, en esos colegios privados en los que estudiaron, todos ellos regentados por la iglesia católica, que es pecado insultar, vilipendiar, mentir, calumniar, cizañar, malmeter...? ¿Es que no les enseñaron modales?
A mí me consta que a Alicina sí, porque las Úrsulas nos daban clase de Politesse todos los sábados (que íbamos con guantes blancos, y todo, y que como te pillara la monja con la boina capada, te ponía una mala nota en Politesse, que ya te podías encomendar porque la bronca de la Jefa de Estudios era peor que si suspendías mates o lengua).
Y si la educación de Alicina fue impecable, me imagino que la del resto de su panda, también. O sea, que no les aprovechó nada.
Entonces, si de la enseñanza privada salen semejantes especímenes no me queda por más que volver a proclamar a todos los vientos que:
¡VIVA LA ESCUELA PÚBLICA!

9 comentarios:

chusbg dijo...

En el PP, se lanza un mantra y ya tienes la jaculatoria para toda la legislatura y es igual lo que les preguntes, te respenden siempre en la misma dirección, yo creía que nombraban diputados para insultar, sí, pero sin que se note, finamente digamos, porque, si se puede hablar en el congreso y en cualquier entrevista, insultando como en el patio del colegio (cuando no te ve el maestro)o en el bar pues para eso no los queremos tan finos, nos valen casi los de salsa rosa y eso.
Todo el día fardando de 10 millones de votos, que sí, los tienen pero si son la oposición quizás sea porque los otros tienen más de 10 millones, parecen como diez millones de personas que solo quieren oir insultos, pues los políticos hacen lo que sus supuestos votantes les dicen que hagan, hasta salir elegidos, luego ya harán lo que les venga en gana.
Tenemos insultos para rato pero espero que lo paguen como más les molesta, en las urnas, espero y deseo.
Un saludo

Anónimo dijo...

La verdad que este partido está haciendo una oposición destructiva, utilizando cada vez más y más alto el insulto, las injurias y demás; por lo que espero y deseo que el universo se lo devuelva todo como se merecen crecido y aumentado. Parece que no hayan aprendido del final de su legislatura anterior donde todo se descubrió al final y les costó las elecciones.
Un saludo
Albahaca

Mármara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mármara dijo...

Eso espero yo también, Chus, aunque no creas que las tengo todas conmigo. Aunque individualmente seamos excelentes personas, cuando nos convertimos en masa ya se sabe lo que pasa.
Y, esta oposición rastrera y miserable que está haciendo el PP, basada en la injuria, la descalificación gratuita y la calumnia, está dando sus frutos, sino no la harían. Vamos, que no creo que la estulticia les ciegue tanto el cerebro como para no saber que esa actituc les reporta dividendos electorales.
Sólo espero que, como dice Albahaca, se les descubra el pastel y paguen en las urnas por sus despropósitos.

Nerim dijo...

No se podia esperar otra cosa de una persona educada en las ursulinas, la de acabar en el PP haciendo una oposición tan chabacana y destructiva.Conozco muchas así, todas educadas en el colegio de monjas. A mi también me echaron del colegio de monjas por trasto y contestona y como tú, lo que gané en el cambio.

La Canija dijo...

Viva la escuela pública!!, y la oposición que sea dura pero constructiva, que para insultar cualquiera vale.

Mármara dijo...

Lo "gracioso" del caso es que los colegios privados y concertados (que es lo más grave, puesto que se sostienen con dinero público) siguen con la misma filosofía, Nerim. Es decir, cuando alguien tiene problemas de aprendizaje o de conducta se le pone de patitas en la calle. Y, ¿dónde va a parar? A la escuela pública, con el alumnado de Necesidades Educativas, el gitano y el inmigrante, no vaya a ser que "contaminen" a su selecto alumnado. Hay que se joder.

Tocotó dijo...

Puede ser que salgas de un colegio de monjas siendo el lado opuesto de Doña Alicia, que será mu estilosa ella pero da una caspa...

Yo creo que este es mi caso, aunque en mi cole no se hacía eso del Polenosequé (ya nos dirás que es). Mi hornada no debió de ser muy buena, rojilla y preparada para apostatar...

Mármara dijo...

Es que, yo creo que los colegios de monjas producen esas dos reacciones, la pepera típica y la roja recalcitrante, próxima ala apostasía. El típico efecto de la acción-reacción. Claro que, a mí me echaron a los 12, ¿eh?, y libré la adolescencia.
La clase de "Politesse" consistía en conocer y prácticar las normas básicas de urbanidad que toda señorita de pro debía incorporar a su quehacer cotidiano. Un suponiéndonos: cómo sentarse de forma decorosa, cómo elegir el vestuario adecuado para cada ocasión, cómo comportarse en la mesa...En fin, todas esas cosillas tan útiles para quedar bien en cualquier lugar y ocasión.

 
Free counter and web stats