lunes, abril 30, 2007

La vida indigna de las palabras (I)




Hay una frase que tiene el poder de sacarme de quicio, de hacer que me salte el automático con tal virulencia que luego, inmersa en la vorágine, me las veo y me las deseo para restituir el fluido energético norma. Tal es su popularidad que incluso se ha convertido en frase hecha y se utiliza sin recato a la menor ocasión, hayas pedido, o en su defecto no, opinión sobre cualquier asunto que te preocupe. La frasecita en cuestión es:
LO QUE TÚ TIENES QUE HACER ES...
Pero, vamos a ver, ¿quién nos creemos que somos cuando nos permitimos el lujo de decirle a otra persona lo que tiene que hacer, sobre todo cuando no nos lo ha preguntado?
Porque si lo pregunto, vale, oyes, lo he preguntado (y cuántas veces lo he hecho, a lo largo de mi existencia) y asumo las consecuencias. Pero si lo único que he dicho es, por ejemplo: Fíjate lo que me pasó el otro día en el Corte Inglés (por no tocar temas más espinosos) con un dependiente, u operario... Y la respuesta que obtienes es: La próxima vez, lo que tienes que hacer es..., o (que ya me descompone completa y absolutamente), Es que, lo que tenías que haber hecho era..., se me retuercen, automáticamente, todas las tripas y salto como si me hubieran atizado con un hierro candente.
¿Os pasa?

12 comentarios:

Blueyes dijo...

A mi la ultima vez que me dijeron fue:
Lo que tienes que hacer es volver a Caracas.
Mi respuesta:
No, no me da la gana.

hala, a la hoguera con Blue.

1 beso

Roma dijo...

A mí también me descompone que me suelten esa frasecita, sienta como un tiro, es verdad. O sea: sí, sí que me pasa.

La Canija dijo...

A mi lo que me pone más nerviosa es que cuando me estoy enfadando me digan:"Tranquila". Pero mira LO QUE TIENES QUE HACER la próxima vez que te lo digan es...jajaja, sí que desquiciante.
Bicos

Mármara dijo...

Gracias por vuestra solidaridad, chicas. Me produce un cierto consuelo saber que no soy la única a la que se le revuelven los higadillos con la expresión.

MORGANA dijo...

ni la única ni la rara... es lo normal. justamente este sábado estuve en una charla sobre La libertad. Sí, esa esencia que nace con cada uno/a de los seres vivos y que le es propia.

Pues se charlaba que cuando nos caen fracesillas de ese tipo (y de otras similares, dentro de cada uno/a de nosotros/as se produce una "revoltura" (la que tú tan bien has explicado). Pues esa revoltura, querida Mármara, es La Libertad manifestándose.

Nos "revolvemos" cuando: no nos dejan vivir como queremos, no nos dejan movernos o equivocarnos o cuando nos quieren oprimir o amar en exceso.

...luego la charla conectaba con la Educación (escuelas, familias) y cómo ésta trató de educarnos (la mala educación que alguna vez hemos hablado) domesticando, sofocando, censurando estas "revolturas" o rebeldías. Ya sabes...las niñas buenas hacen caso, soy adulto y sé lo que te conviene, hazme caso y..., lo que tendrías que hacer es...

jajajaja me he levantado palicosa. jajajajajaja o son las vitaminas o el preludio de las opos o la moto que tengo o las tres cosas a la vez! jajajajajaj venga, estudio un poco más y me voy a caminar!!

jajajajajaj Besos!

lizzy dijo...

Qué razón tienes. Yo dije esa frase una vez, me hicieron caso y el resultado fue tan desastros que aprendí para siempre a no decirle a nadie lo que tiene que hacer.

Ripley dijo...

¡Qué gran verdad! a mi no me gusta dar muchos consejos y esa es la frase por excelencia que los precede; ¿no habñeis notado lo fácil que les sale a algunas personas? arghhh. beso guapa.

aminuscula dijo...

Buf! Ni te lo imaginas! Yo me vuelvo de colores todavía no inventados cuando oigo la frasecita!!!


Un beso

Kansspel dijo...

al leerte me he acordado de alguien muy particular que siempre tenía una respuesta para el "lo que tienes que hacer..." tal que: "y lo que tú tienes que hacer es meterte la lengua por el culo, que nadie te ha preguntado". Jajajaja. Ojalá tuviese yo su desparpajo para soltar perlas así y quedarme tan pancha, jajaja.
Besos Mármara

Mármara dijo...

Lo más penoso del asunto es que quienes la sueltan con más facilidad son personas que tienen tan bajo concepto de sí mismas y de su vida, que necesitan decirles a las demás lo que tienen que hacer para sentirse, al menos en ese momento, superiores. Que diríamos en Asturias, ¡hay que se joder!

Julia Ardón dijo...

Lo que vos tenés que hacer es seguir escribiendo, que te sale bien!

;)

Mármara dijo...

Estoy en ello, Julia, estoy en ello. En lo de escribir, digo. A ver si un año de estos voy, y lo consigo.

:))))))

 
Free counter and web stats