lunes, abril 23, 2007

La vida mágica de las palabras


Xagó, 22 de abril de 2007
Siempre había sospechado (no me preguntéis por qué, intuitiva que es una) que la Red me llevaba un tiempo tremebundo. Durante una temporada, consciente de que dos pantallas eran demasiado, sustituí la de la tele por ésta, por aquello de compensar. Sin embargo, últimamente, sobre todo desde que estoy enganchada al Mundo Blog y a unas cuantas series televisivas, que grabo y veo cuando puedo, no doy abasto.
Y luego me extraño de que un periódico me dure dos días (y eso que leo cuando salgo con los perros, por la mañana y al medio día), y le echo la culpa al trabajo de que no he podido leer nada más que una novela desde Navidad. Pero bueno, vamos a ver, cómo voy a leer si tengo DOS pantallas, DOS, instaladas en mi vida; si llego a la cama con los ojos como un besugo y el cuerpo en forma de cuatro...
Por eso me alegré tanto de quedarme sin Internet este fin de semana, porque como soy de moral más bien frágil y quebradiza y, a mayores no tengo voluntad, mejor no tener la oportunidad, por lo menos en mis actuales circunstancias.
Bueno, pues no sabéis la de cosas que he hecho. Entre ellas, cómo no, inaugurar la temporada de caminatas por Xagó; terminar Brooklyn Follies, y empezar La Noche del Oráculo (por segunda vez); organizar mi casa, y ordenar mis armarios; dormir la siesta, y hasta desplazarme a Fuente De, el sábado, para disfrutar del espectáculo que montó La Fura dels Baus con motivo del Año Jubilar Lebaniego.
Mentiría si dijera que no eché de menos los paseos por mis blogs favoritos, pero, desde aquí lo digo, hay momentos en los que hay que elegir. Y este finde tocó lo que tocó, y bien contenta que estoy con los resultados.

9 comentarios:

Glora dijo...

Por agradables que sean los paseos por aquí..., no deben ser sustituidos por los que podemos dar al aire libre, entre otras cosas porque entonces ya no tendríamos nada interesante que contar...
Besos y bienvenida.

Julia Ardón dijo...

jajaj...igual me ha pasado a mi....el viernes por la noche me senté a pensar, terminé no pensando en nada, viendo la las luces de las candelitas que había encendido
Fue gratificante, al fin...descansé por un rato de palabras.

gracias a un corte de electricidad que se produjo porque está lloviendo menos en mi país y las centrales eléctricas no dan abasto.


Ah...pero seguimos encendiendo luces y aparatos todo el tiempo, habrá que hacer algo.

MORGANA dijo...

Cómo te entiendo, cómo te entiendo!! en esas mismas estoy yo... en la de tiempo invertido en las pantallas.

En algún lado está la mesura.

Esa playa he de conocerla!

Besos!!

Blueyes dijo...

El paseo diario por los Blogs que me gustan producen un bálsamo en mí que me gusta mucho

The lesbian sisters dijo...

mármara, está bien que se salga mirar el cielo de tanto en tanto porque mucha pantalla ciega los ojos... además los blogs siempre van a estar ahí, colgados en la red

paula

Ripley dijo...

Ays cómo te entiendo...A mi ha sido el ajetreo de la vida que llevo ultimamente la que me ha despegado un poco de la pantallita; reconozco que me gusta pasearme por blogs y escribir en el mio pero no se puede descuidar lo demás que hasta llegar aqui lo era todo. ¿ me llevas de paseo a esa playa? un besazo

Mármara dijo...

Pues sí, compañeras, sí, los paseos por los blogs son estimulantes y fantásticos; la tele, en determinados momentos, tiene su puntito, pero como los días sólo tienen 24 horas hay que elegir. Y cuando se está en una temporada tan enloquecida, laboralmente hablando, como la que yo tengo ahora, no queda más remedio que restarle tiempo a las pantallas para dedicarlo al aire libre. Y, claro, si se tiene una playa como la de Xagó, que es un regalo del Universo, a diez minutos de casa, no cabe dudar.
Ánimo a todas las que anden escasas de tiempo para el ocio. Y recordad que "también esto pasará" y vendrán mejores tiempos para la lírica.

La Canija dijo...

Yo lo hice el fin de semana, terminé "Los renglones torcidos de Dios", y el anterior libro que leí fue "Brooking Follies" mi madre me regaló y en la dedicatoria ponía porque detrás de una oportunidad siempre hay otra. No supe lo acertada que era la frase hasta que terminé el libro.
Bicos

chusbg dijo...

A veces a mi me gustaría estar más en el ordenador pero hay temporadas como la que estoy pasando que sólo puedo entrar para hacer el post, si se me ha ocurrido algo, desventajas de no tener un ordenador propio y también del trabajo intensivo, espero que coyuntural, que estoy desarrollando.

Me alegro mucho que hayas vuelto a la actividad bloguera, ya casi me he leído todos los post.

Un saludo

 
Free counter and web stats