miércoles, mayo 30, 2007

Hace falta valor


(Luanco 1984)
Arde la calle al sol de Poniente
hay tribus ocultas cerca del río
esperando que caiga la noche.
Hace falta valor, hace falta valor,
ven a la escuela de calor.
Sé lo que tengo que hacer
para conseguir que tú estés loca por mí,
ven a mi lado
y comprueba el tejido,
más, cuida esas manos, chica.
Esa paloma sobrevuela el peligro,
aprendio en una escuela de calor.
Vas por ahí sin prestar atención
y cae sobre ti una maldición.
En las piscinas privadas
las chicas desnudan sus cuerpos al sol.
No des un paso,
no des un mal paso,
esto es una escuela de calor.

A principios de los 80 mi vida dio un giro de 180º. De vivir en el mismísimo limbo pasé, directamente, a esperar a que cayera la noche para unirme a las tribus ocultas que había cerca de no sé qué río. Aprendí (mal) a sobrevolar el peligro, pero como iba por ahí sin prestar atención di un mal paso y cayó sobre mí la maldición.
No podía ser de otra manera, llegaron malos tiempos para la lírica y me encontré, fumando varios cigarros y llorando a lágrima viva, en un Dyane6 solitario deseando matarla. Es cierto, sí, crucé el mar en su compañía, pero no volvió a llamarme. Y la olvidé.
Sin embargo, la maldición me ha acompañado desde entonces.
A estas alturas casi estoy por asegurar que todas las secuencias han llegado a su conclusión y que el tiempo no puede esperar. Va siendo hora de que atraviese el mundo, llegue volando hasta el espacio exterior y me busque (y me encuentre) a mí misma sin necesidad de viajar a Groenlandia, ni a Perú, ni al Tibet, ni a Japón, ni a Isla de Pascua, ni a las selvas de Borneo, ni, mucho menos, a los cráteres del mar de los anillos de Saturno.
Y me deshaga, por fin, de ella (de la maldita maldición).
Al fin y al cabo, y espero que no se me vuelva a olvidar, I'm the first, my last, my everything.

9 comentarios:

Blueyes dijo...

Siiiii, siii ya es hora niña!!! Eres tú la de la foto? muy guapa :o)
Besines y feliz día

Mármara dijo...

Estoy convencida de que ha llegado, de una vez por todas, el momento.
Y, bueno, sí, soy yo, pero han pasado 23 años...
Feliz día para ti también, Blue.

MORGANA dijo...

maravilloso, maravilloso y muy bien explicado!

conecto totalmente con el deseo y la necesidad de librarme de mi maldición -todas tenemos una- que en ti ya no es deseo sino determinación. No, espera, deja que la ponga en mayúsculas: DETERMINACIÓN. Gracias por la claridad y por la fuerza que transmites.

Guapa no, guapísima! Un fuerte abrazo.

Marcela dijo...

Pues nada, a buscarse a una misma y a terminar con maldiciones verdaderas y con las que nos inventamos a veces. Besos con energía.

Nerim dijo...

Hace falta valor para deshacerse de esas maldiciones y tú has demostrado que tienes mucho, mucho valor, así que adelante y a disfrutar de las cosas que el cambio en tu vida te traerá de ahora en adelante.
Un fuerte abrazo
Nerim

Mármara dijo...

Gracias, chicas, por los piropos y por los ánimos. Estoy en ello, a ver si lo consigo esta vez.
Besinos para todas.

Glora dijo...

Ánimo Mármara y para adelante, siempre para adelante, que nunca es tarde, ni hay mal que cien años dure...
Besos GUAPÍSIMA!

Ripley dijo...

¡Chapó por el post! Lo que diga seria repetir lo que te han dicho pero a por ello, sácate la maldición y se muy muy feliz. ( y ahora te díré ¡guapa!, que aunque haya pasado el tiempo esa belleza perdura, ¡vaya sorpresa!)

Mármara dijo...

El tiempo pasa, efectivamente, Ripley, y puedo asegurarte que no ha perdurado mucho de lo que se ve (o yo reconozco)en esta foto. Quizás si consigo liberarme de la maldición...
Es cierto, Glora, no hay mal que cien años dure (ni cuerpo que lo resista), es por eso que estoy firmemente decidida a deshacerme de mi maldición, entre otras cosas porque estoy hasta las cejas de ella.

 
Free counter and web stats