sábado, junio 02, 2007

La vida indescriptible de los fotogramas


(Música recomendada para la lectura de este post: Cyndi Lauper, Girls just want to have fun)

Ayer, una compañera, educadora social municipal, por más señas, en medio de una reunión, me preguntó airada que qué era eso de la perspectiva de género. Que estaba harta de que si la coeducación, que si el lenguaje sexista, que si... Tiene veinticinco, la muchacha. Y es educadora social municipal.
Y por la noche voy al cine. Entre mujeres fue nuestra única opción. No quiero ser cruel, la peli se deja ver. Es ¿agradable?, ¿inocua?, ¿amable?, ¿con pretensiones?, ¿voy a ver si me sale como a papá en Gran Cañón, pero en Michigan, sin existencialismos inútiles?
Bueno, el caso es que (ojo, que destripo) al veinteañero protagonista, escritor de porno blando, lo abandona la suya (Elena Anaya), un bellezón, actriz, modelo, inestable, desorientada, egoísta y pelín borracha. Para olvidarla, se va a cuidar a su abuela (Olimpia Dukakis) demente senil (que qué otra cosa puede ser una mujer a su edad) a los suburbios de Michigan (él es moribundo y vecino de L.A.) con la intención de, mientras protege a la su güelita de sí misma, escribir el libro que siempre quiso escribir (tiene veintiséis, el escritor de porno blando). Allí, en los suburbios, conoce a Sarah (Meg Ryan, labios nuevos, pómulos nuevos, seis costillas menos, ojos permanentemente vidriosos...), una ama de casa que a causa que su inútil y vacía existencia (si eres ama de casa, qué vida quieres tener, leches), unida al descubrimiento de que el suyo tiene un lío con otra, se fabrica un cáncer de mama. El ama de casa tiene dos hijas: una niña prodigio y una adolescente anorexica-pintora-rebelde (¡fuma!)-inteligentísima-mona, pero que muy mona (alta, melenaza rubia, delgada, ojo claro, desgarbaduca-indolente), permanentemente cabreada contra su madre, a la que responsabiliza de un oscuro episodio de abuso sexual de su colega del cole a los once años (se conoce que jugaban a médicas y enfermeros, o viceversa, y se les fue la bola), enamorada de la estrella de fútbol (americano) de su instituto que se la pega con otra, pero que menos mal que el amigo íntimo del futbolista, que es un muchacho adorable-sensato-responsable, está secretamente enamorado de ella, aunque ella no puede por más que enamorarse del veinteañero escritor de porno blando, igual que mamá.
Y hasta aquí puedo leer.
El próximo día que vea a mi compa educadora social municipal le voy a recomendar esta peli, y luego haremos un cine forum.

10 comentarios:

Glora dijo...

Yo no la he visto y por lo que cuentas, mejor espero y la veo en casa...
La peli es americana, supongo, y como siempre los americanos, salvo excepciones, tratan los temas (perdona, sólo se me ocurre la siguiente expresión): metiéndola un poquito o metiéndola doblada, según los casos...
Saludos.

MORGANA dijo...

jajajajaaj están las dos, Glora y tú, para comentaristas de películas jajajaj lo digo en seeerioooo!! pagaría no por ver las pelis sino por escharlas comentar a ustedes jajajajaja qué bueno!!

faltó el papelón siempe inestimable de hermana-pureta-soltera-cuidadora de la enferma, no?

jajajaja besos!!

txanba payés dijo...

entré sobre todo por el título, la vida pública de las palabras... quiero hacer pública las mías.

Blueyes dijo...

No se que pelicula es, a mi Meg me gusta mucho como actua...cuenta más...
Besines

Cooooooooorrecto dijo...

Y le parecerá a tu compañera, educadora social, una peli estupenda con un muchacho muy femenino (cuida a su abuela) una niña muy lista (la pequeña) más que los chichos y una madre muy libre (se besa con el veinteañero)
Además el prota llora cuando la guapa chica lo abandona

¿Qué más queréis las feministas?.

Para ver, es necesario querer ver.

Bss

aminuscula dijo...

Jaja! me caes muy bien! jajaja


Un beso

Mármara dijo...

Correcto, Cooooorrecto, tienes toda la razón, ¿qué más queremos las feministas? Si es que no hay quién nos dé con el gusto, chica. Porque, efectivamente, a esta peli, que es americana, concretamente de los yunitesteis o yuesei(que también es americano el cine argentino y nada que ver, oyes), le falta el papelón de la hermana ésa que dice Morgana.
Es por eso, que mejor en duvedé, Glora, que sale más baratín y en vez de palomitas puedes tomar una macedonia.
Tu Meg, Blue, está potosa en esta cinta, siento tener que te lo decir.
Txanba, lo de hacer pública la vida de las propias palabras es una experiencia muy reconfortante, así que, ánimo y a por ello.

Blueyes dijo...

Mármara jajajajaja me ha encatado eso de siento tener que te lo decir...te ha salido wwooww
Besosss

Mármara dijo...

Ya sabes, Blue, las asturianas es lo que tenemos, que nos sale la vena bablista y no lo podemos de remediar. Y no tien mal que parecer ;)
Más de la peli no te cuento, por si acaso la ves el DVD. A no ser que a ti, o cualquiera otra de mis amables lectoras, no le importe gastarse los euros y hacer el cine fórum. Besinos.

Marcela dijo...

Si es que, marmarita, eso de tener perspectiva de género es un engorro, que luego ves lo que ves, maja; que entonces no puede una disfrutar a tope de una estupenda película llena de tópicos que alegran el corazón de la más idiota ¿será eso lo que te quiso decir la chica de la reunión??????
En fin, otra peli para cuando la ponga antena 3 en la sobremesa-siesta.

 
Free counter and web stats