martes, noviembre 27, 2007

La jodida vida de los sueños



Esta noche, hacia las seis de la mañana, me he despertado en plan Arquímedes, convencida de que había dado con la clave para enfocar con éxito un trabajillo que tengo entre manos para, a renglón seguido, percatarme de que las cosas ya se estaban haciendo de esa manera, pero que qué cóño habrían entendido aquellas buenas gentes para desvirtuar lo que yo iba a proponerles como novedosa alternativa.
No sé si mi idea tendrá futuro, pero gracias a este episodio nocturno he tomado una decisión: hasta aquí hemos llegado (lo de "hemos" es un mensaje claro y contundente a un par de sinsustancias de mi pandillita interior que me miran con cara de a mí qué me cuentas, las muy...).
¡Que no, leches, que no! Que no sigo, ni un día más, con este ritmo de trabajo enloquecido que me he autoimpuesto (obligada por las circunstancias, eso sí). Que una cosa es trabajar para vivir y otra, muy diferente, vivir para trabajar. Que la educación de este país no se va a hundir porque yo baje el diapasón. Que hay vida, más allá del trabajo. Que hay otros mundos, pero están en éste, y hay montones (de mundos) que no tienen nada que ver con el curro. Que una cosa es tener vocación de servicio y otra darse al servilismo. Que no se puede pretender abarcarlo todo. Que yo soy funcionaria,¡joder!, y no cobro por horas, ¡leches! Y que, definitivamente, quien sea fea(o) que haga los recaos de noche.
Así que, desde aquí lo digo, hoy mismo empiezo a leer una novela. Y no se hable más.

25 comentarios:

MORGANA dijo...

jajajajaja Bravo! bravoooo!

Un besazo, compañera!

ohnenick@telefonica.net dijo...

¡Eso coño! Que se nos note que somos funcionarias... me has convencido, mañana me llevo los crucigramas a la oficina.

Blasfuemia dijo...

Aissssss, que ohne me ha quitado el coño del teclado... perdón, quiero decir: que al leerte yo venía a decir. ¡¡Bien hecho, coño!!. Pero como ya medio se me han medio anticipado... pues entonces digo, erggg.. por ejemplo... ¡¡mecagoenlaputa, ya era hora!!!

(Fuera coñas, mantén esta decisión, te lo digo por experiencia)

Mármara dijo...

Gracias, queridas amigas blogueras, compañeras, por este apoyo, y estos ánimos, y esta solidaridad, que me ha enternecido y, a mayores, me sirve de sostén (que no de sujetador) para no flaquear y seguir firme en mis propósitos.
Yo, Onhe, lo de los crucigramas lo veo muy bien, oyes, que no va a ser todo dale que te pego a la tecla, que luego te pasa como a Blasfuemia que hasta tuviste que quitarle el coño del teclado.
Morgana, tú lo de los crucigramas ni lo intentes, niña.

chusbg dijo...

Curiosa manera de decir que vas a leer más, muy graciosa, me ha gustado mucho, desde mi punto de vista como diría alguien que conozco "estas sembrá", tienes la gracia en los dedos. Yo ya llegué a esa conclusión que has llegado tú hace mucho, soy funcionario y trabajo lo menos posible, que levante España el que la tiró, yo no fui, si te lo tomas en serio te llaman idiota, todo el mundo piensa que como eres funcionario pues no trabajas ¿para que trabajar entonces? que trabajen los romanos que tienen pecho de lata, que dice otro amigo mío.

Saludos y buenas lecturas.

Ahora viene lo jodido lo de poner el comentario, la frase, el correo, no entra a la primera nunca, hay que reconocer que el que te pone un comentario es que realmente quiere ponértelo.

Marcela dijo...

Marmarita ¿tas enfadada????????? Dale a la novela todo lo que puedas y luego empieza otra y ponte las pelis más guapas y pasea todo lo paseable con este frío...pero no te enfades con el trabajo, muhéeeeee que me da penita.

Mármara dijo...

¡Qué va! No estoy enfadada con el trabajo, al contrario, estoy encantada y pasándolo de maravilla, como siempre, lo que pasa es que estoy mosqueada conmigo misma porque no tengo medida, oyes. Si es que no me resisto. Cuando no me vengo a casa con el currículo, vengo con el PLEI, y si no con los "Cuadernos de Pedagogía", y así sucesivamente, que no quiero aburrir.
Y sí, Chus, lo de las letras es un rollazo de tomo y lomo, si alguien me dijera cómo puedo quitar esa opción se lo agradecería eternamente.

Blasfuemia dijo...

marmara, sobre lo de las letras en los comentarios, si tu plantilla es similar a la mía tienes que ir a Personalizar ---> Configuración ---> Comentarios. Ahí buscas una opción que dice "¿Mostrar verificación de la palabra para comentarios?" Y marcas el NOOOOOOOOOOOOO ;)

Mármara dijo...

Gracias, gracias, gracias, Blasfuemia, un trillón de trillones de veces.

chusbg dijo...

Yo pensaba que lo ponías por lo de los comentarios indeseados que uno quiere quitar y que no poniendo la palabra pues como que entran así más directos de esos que son spam.
Pero bueno si hay problemas con eso con volver a lo anterior pues arreglado. Te agradezco mucho por mi parte que lo hayas quitado.

Saludos

Mármara dijo...

Y yo te agradezco a ti que lo hayas comentado, Chus, porque estaba de las palabritas hasta las cejas.
Feliz finde.

Lena de mar dijo...

Hola Mármara,
mi apoyo incondicional a decir BASTA al exceso de trabajo!!! efectivamente, hay vida más allá y a pesar del trabajo, ya se sabe que el estrés es mu malo para la salud.
Y si estás cerca de alguna mar... inúndate con su presencia. Y que la calma regrese a ti.

Besos desde mi isla

Mármara dijo...

Bienvenida, Lena y gracias por tus recomendaciones y deseos.
Pues sí, estoy muy cerquita del mar Cantábrico. A un cuarto de hora de mi casa, lo tengo, pero no voy desde a pasear por la playa desde mediados de octubre, ya imaginarás el porqué.
Conste que, como le dije a Marcela, el problema no es el trabajo (los problemas casi nunca son a causa de algo externo), si no yo misma. De todas formas, como ya me lo estoy mirando, también me estoy recolocando.

MORGANA dijo...

Hola Mármara!! que he pensado que, ahora que vas a disfrutar de menos trabajo y que te vas a distraer más pues que igual se te apetece hacer un meme; sí, ese de las ocho cosillas de una... Ya sé, ya sé que te propuse para lo mismo hace tiempo peroooo jajajajaja no dudo ni por un instante que una mujer como tú no tenga al menos otros ocho secretillos que contar!!

Sólo si se te apetece estaría encantada de leértelos. En mi blog y en el Marga (que es quien me lo pasa a mí) hay más explicaciones.

Un abrazo!!!

Glora dijo...

ja,ja,ja... qué rico... un gusto haberte leído... me voy a la cama contenta...
Un beso

Mármara dijo...

Sí, sí, secretillos que contar tengo, lo que no sé es si tendré valor para ponerlos a la pública subasta.

dintel dijo...

¿Qué novela? Si la eliges bien, la leeré contigo.

errante dijo...

¿Son todos funcionarios? ¿En España los funcionarios trabajan como en la Baja Edad Media?
A veces he pensado que ser funcionaria de algo tenía que ser guay, pero total, a mi tampoco me pagan las horas, soy fea y hago recados de noche... y, cómo era eso...? ¿No eran los funcionarios los que disfrutaban de la nueva ley de conciliación familiar o algo parecido?
Lo siento, pero no puedo con las quejas de los funcionarios. Y menos de los que acceden por concurso-oposición.

Mármara dijo...

Dintel, la novela que he elegido es "La suma de los días", de Isable Allende. No sé si será una buena elección para tu gusto, pero a mí me está encantando.
Errante, da igual el trabajo que hagas, o si eres funcionaria o, en su defecto, no, la clave está que tengas la fortuna de trabajar en algo que te apasione. A mí me apasiona la educación. Llevo en ella toda mi vida. A los 17 empecé a dar clases particulares y a los 23 años saqué la oposición. Eso no me ha impedido dejarme "la piel en el pellejo", que diría Sofía Mazagatos, en el aula, donde he estado 27 años, y adonde pienso volver, después de esta etapa, y en lo que hago ahora.
No me quejo de mi trabajo, me quejo de mí misma, que aún no he aprendido a medir mis fuerzas, a dosificarme, y a no querer abarcar más de lo que, racionalmente, puedo.

ohnenick@telefonica.net dijo...

¡Pero si todavía no nos hemos quejado! Espérate a que me llegue la nómina de enero con la enésima congelación de sueldo y ya me oirás :-P
Y sí, los funcionarios somos mala gente. Tuvimos un trauma infantil que nos causó esta misantropía que ahora volcamos en putear al ciudadano. Yo, como con eso no me quedo a gusto, fuera del horario de oficina me dedico a comer niños crudos. :-P

ohnenick@telefonica.net dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mármara dijo...

¡Jopé, Onhe, nos has descubierto, tíííííía!
Yo, de buenecita dando explicaciones y tú, ¡hala!, todo al ventestate.

dintel dijo...

La educación de este país no creo que se hunda más de lo que está. De todas maneras, porque un profesional de la educación baje el ritmo de trabajo (¿he dicho profesional?) no se va a notar, porque todo lo concerniente a ella, a la educación, casi no tiene pulso. Así, que tranquila y a vivir la vida que son dos días.

dintel dijo...

También esa es mi profesión. La ironía del paréntesis no es otra al mal concepto social en que nos ven a los profesores y los maestros. En ningún momento he pretendido que te sentara mal. Lo siento.

Mármara dijo...

Vaya, pues sí que te he interpretado mal, sí.
Muchas gracias por la aclaración y por la disculpa, ahora que, desde aquí te lo digo, más lo siento yo, que de haberte entendido te hubiera seguido el juego y hubiera hecho una risas, que nunca vienen mal a estas alturas de curso.

 
Free counter and web stats