lunes, enero 14, 2008

La vida "literaria" de las palabras



Hace unos años escribí una autobiográfica y catártica novela, cuyo máximo valor fue permitir que me distanciara de la onda expansiva producida por el terremoto (9.9 en la escala Richter) que sacudió mi vida durante dos años largos.
La titulé Esperaré por ti y por tu bemeuve hasta los cincuenta, si hace falta, frase mítica que pronunció la amante con pretensiones de mi amante de entonces, causante del cataclismo, cuando intentaba ganarle la partida a su propia novia, mientras ésta realizaba un viaje por el cono sur, y, de paso, librarse definitivamente de la novia oficial de la susodicha, que interfería notablemente en sus planes.
Aparte del consabido repaso a mi agitada vida sentimental y, concretamente, a la relación que traía de cabeza a la totalidad de mis perjudicadas neuronas, describí, con pelos y señales, sin omitir detalle, el ambiente ovetense y el modus operandi de sus personajes más populares entre los que, modestia aparte, me encontraba.
Por razones que no vienen al caso, y después de un vano intento de publicación, la novelita quedó olvidada en un rincón dispuesta a dormir el sueño eterno.
Pero, héteme aquí que, por obra y gracia de una serie sobre lesbianas y demás mujeres, que estoy viendo esta temporada, y de la que ya os comentaré algo en otro momento, he decidido rescatar mi novela, hacerle una última corrección y dársela a Marcela, que lleva pidiéndome una buena temporada, a ver si se puede hacer algo con ella.
Os mantendré informadas.

14 comentarios:

Blau dijo...

vaya que bien! yo también quiero leerlo.
Besines

Lena de mar dijo...

Marcela es editora??? vaya!!! jajaja... o tiene buen gusto para las novelas catárticas??? pues yo también desempolvaré algún que otro relato y se lo enviaré!! jajaja... (es broma)

yo también me apunto a leerla (con sumo placer). Me encanta!!!

Besotes

Blasfuemia dijo...

Caray!! Es... muy prometedor. Desde ya sé que me va a gustar más que "L". Y que muchas otras cosas.

Ohnenick dijo...

¡Yo quiero leerla! Y tener un bemeuve también. Aunque bueno, de momento con la novela me conformo.

Marcela dijo...

Jjajajaa, vaya, Marmarita, ya te decía yo que público tendrías fijo. Menos mal que te decides, por fin, a que esa novela "salga del armario", me dejaste un primer capítulo y, desde entonces, sigo con ganas de seguir leyendo. Bieeeeeeen, la leeré con todo gusto y con visión crítica, sé que esta novela puede ser grande. (no soy editora, pero soy muy tenaz cuando creo que algo es válido, como es el caso, se publicaráaaaa)

Mármara dijo...

Bueno, bueno, casi que bajamos el nivel de las expectativas, ¿eh?, no vaya a ser que luego resulte un bodrio infumable.
Que una cosa es el ambiente de L.A. y otra el de Oviedín; que una cosa son Bette Porter y sus amigüitas, y otra Mármarita y las suyas.
De todas formas, con tu visión crítica y el poso de años, quizás salga algo decente.

chusbg dijo...

Pues si es algo que ha pasado, aderezado con algo de inventiva necesaria en todo este tipo de cosas ya es un éxito. En Oviedo era esa novela tan impresionante sobre una y un cura, la verdad es que el escritor era un genio. La novela es algo más que eso ya lo sé, a mi me impresionó cuando la vi en película en televisión, pero a lo que voy una de las cosas que más me gustó era que se desarrollaba en Oviedo. Estoy hablando de la novela de las novelas, La Regenta.
No sé como es Bette Porter pero Marmarita como tu dices cuando quiere es muy divertida. Ojala podamos ver algo.

Saludos

errante dijo...

Lo que es yo, me he perdido entre la amante de la novia del bmw, la tuya, el cono sur y la madre que os parió a todas (con perdón); pero es que no me he enterado de nada. Pero también, lo que es yo, o la que soy yo, leería muy a gusto esa novela, aunque esté ambientada en oviedo, (pero esa es otra historia). Suerte y espero que el parto se produzca pronto. Y además si vuelves a explicar lo del bemeuve y las amante, no sé, así con un esquema, te lo agradeceré. Besos.

Mármara dijo...

jajajajajajajaja Errante, ¡me parto! Estuve tentada de incluir un bonito gráfico aclaratorio, pero teniendo el de Alice, que ilustra perfectamente la situación, nada atípica en nuestros respectivos mundos L, preferí no complicarme la vida. Me pongo a ello y de que oo tenga, lo cuelgo.
Sarcasmo no le falta a la novela, Chus. Cualquier catarsis que se precie tiene que incluir, para mi gusto, su dosis de perspectiva y su toque de humor. A ver si es verdad que de ésta va.

glora dijo...

Me pasó lo mismo que a Errante, me perdí en "... y, de paso, librarse definitivamente de la novia oficial de la susodicha, que interfería notablemente en sus planes...", pero la pérdida no ha hecho otra cosa que alimentar mis ganas de leer la novela!!

Qué rico! Estoy deseando verla publicada!

Un beso!

Laquesabes dijo...

Cómo me apetece leer esa novela tuya! Mucho ánimo, estoy ansiosa. Aprovecha esta racha de energía y ponte a ello. Besazo

Mármara dijo...

¡Hey, Laquesabes, qué gustazo verte por aquí! Me encanta el perfil que te has hecho.
Estoy en ello, estoy. Sólo espero que me dure el "efecto L" para sacar todo lo que tengo por los cajones.
Besinos

dintel dijo...

A ver si hay suerte con la novela. Me gustaría poder comprarla.

Mármara dijo...

No sabes cómo me gustaría que pudieras comprarla, Dintel.

 
Free counter and web stats