miércoles, mayo 28, 2008

La vida mágica de los atardeceres


(Xagó, fondo norte)

Mira que suelo llevar la camaruca encima por si las moscas. Mira que ayer, cuando salía de casa, dudé si cogerla o no. Bueno, pues lo que sí cogí fue el paraguas. Paraguas que, gracias a la tregua que nos proporcionaron los cielos, dejamos en el coche. Al llegar a Xagó, M., que es oriunda de la Meseta, pero lleva viviendo la mitad de su vida en Asturias, contempló el panorama y dijo: No parece (que vaya a llover). Efectivamente, ayer nos ahorramos la mojadura. No así el jueves pasado, que hicimos la playa enterita del bracete, debajo del paraguas y cuando llegamos a casa tuvimos que cambiarnos hasta la ropa interior (por no decir las bragas, que no sé por qué suena tan ordinario).
A lo que iba. Que me dejé la cámara y tuve que usar la del móvil para capturar la imagen que nos regaló el atardecer, a eso de las diez menos cuarto, (pi em).

33 comentarios:

PULGACROFT dijo...

Ayy qué paisajes tan guapinos nos da esta tierra!!!! (aunque la verdad es que ya podía dejar de llover un poco eh? que estamos que no paramos...).

Yo también suelo llevar la cámara encima casisiempre pero es cierto que se me pierden más fotos en el "casi", será la ley de murphy jeje...

Saludinos!

Por cierto qué guay eso de estar paseando por Xagó a esas horas...

Blasfuemia dijo...

qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia,

Ms Baggesen dijo...

qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia, qué envidia,

Pauline dijo...

Para no repetir lo que ya han dicho por ahí arriba diré que ¡precioso! yo también ví un atardecer precioso ese día pero no se me ocurrió sacar una foto y tampoco fue paseando por la playa...un beso.

Conso dijo...

hosti tu! ¿qué móvil usas? si llego a tener que hacer la foto yo, no reconoce el atardecer ni dios.
¡Que envidia...sip! Y que bien que lo sepas disfrutar.

Ohnenick dijo...

bis bis

karen dijo...

Muy cierta la magia que deja cada atardecer, la vida propia e irrepetible en cada uno de ellos...una vez quedé atrapada en uno, un atardecer...en el recuerdo de una fusión perfecta con el oleaje mientras decidía sumergirse lentamente, y me lo apropié como si hubiera sido solo para mí...lástima, no llevaba cámara, ni siquiera la del móvil...

Saludos, y si, también qué envidia!!!

dintel dijo...

Bonita, sí. Por cierto, hay romanticismos que propensos a los resfriados.

Anónimo dijo...

Ver y leer cosas como lo que hoy tienes en tu blog me hacen dudar de qué coño hago yo metida en Madrid tan lejos de Asturias.

Gracias por al menos compartir la foto para que la imaginación nos haga disfrutar.

Montglane

errante dijo...

pues yo envidia no,jijijijijijjij


por cierto, en Xagó se celebra algún tipo de maratón veraniego y os entrenáis todos los días???????????????

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Pues a mí me gusta también más el fondo norte que el sur, porque sus graderíos son más callados y aunque hay más pedregal, también hay más conchas. Y, a mayores, menos ultras revienta-momentos.
Besines, linda.

Mármara dijo...

Pulga, es que esta tierra nuestra ye lo que tien, que pagamos el verde a precio de petróleo.
Ohne y Ms Baggesen, no me ha quedado suficientemente claro: ¿qué decís que tenéis?
Pauline, no importa dónde disfrutres del atardecer, el caso es disfrutarlo.
Conso, no te vayas a creer, la foto no hace justicia. Esa mancha del centro, que es justo por donde reflejaba la luz del sol, era para quedarse enganchada.
Xagó nos regala mucho atardeceres parecidos, Karen, aunque ninguno igual, claro. El de ayer, depués de un dia gris-gris, fue un regalazo.
Dintel, nada de romanticismos, en el atardecer de ayer, aclaro. Y mucho menos de resfriados, aunque acabamos con los pies como cubitos, porque hacemos el paseo con el agua por los tobillos, o por encima de la rodilla, según vengan las olas. Y eso, quieras que no, te curte.
Pues, no sé qué te decir, Montagne, porque a mi Madrid me gusta, ¿eh?, pero para poquito.
Nada de maratones, Errante, placer, puro placer. Y salud mental, que no veas lo importante que es a estas alturas de curso, y con la temporadita que llevamos, M. con lo suyo y yo con lo mío.
Tú sí que sabes, Edu. Por cierto, ya te enseñaré el pedazo de concha que me traje ayer. En dos palabras, im presionante.

errante dijo...

llámame Loretta

Ms Baggesen dijo...

Ay, Errante.. digo Loretta

Mármara dijo...

Loretta, bonito nombre, a fe mía. Sepas, Loretta, que estos cambios de nombre son propios de los cinco años. No sé, por si te alumbra, o algo.
Digo yo, Ms Baggesen, aquí, entre nosotras, uniéndome a esa exclamación tuya, que no sé por qué me da que cierta ameba ha hecho estragos en cierto cerebro.

M. dijo...

¡Qué bonita te quedó la fotografía! A la mar la recuerdo mucho más brava...
¡Lujo de tierra la nuestra!

Glora dijo...

Qué maravilla!
Gracias por compartirlo...
Un beso!

Blasfuemia dijo...

Me siento ninguneada y ohnenizada.

Mármara dijo...

Es que estaba más brava, M., pasa de que la pillé en un momento relajado.
Glora, seguro que tú ves montones de atardeceres como este desde tu ventana.

Mármara dijo...

Pero por qué, Blasf????? Lo de ohnenizada, vale, pero lo de ninguneda...

marta dijo...

Me entran ganas de tirarme de cabeza.

marga dijo...

qué bonita!

hace exactamente 22 años que no uso paraguas

^^

Blasfuemia dijo...

mármara de mis entretelas, dices "Ohne y Ms Baggesen, no me ha quedado suficientemente claro: ¿qué decís que tenéis?"... Pero fíjate justo arriba de Baggesen... soy yo, snifff... no ohne...

Frabisa dijo...

Chica, para no haber llevado la cámara y haber hecho la foto con el móvil, menudo pedazo de imagen!!

IM-PRESIONANTE!!

Qué suerte haber paseado la preciosa playa de Xagó, ya me va apeteciendo, a ver si mejora el tiempo y en una de mis visitas puedo ir.

un besazo

bernard n. shull dijo...

i did a little research after you told me about your "thing", and if you want a way to make more money using your your blog you can enter this site: link. bye.

errante dijo...

Blasfuemia tiene razón!!!! jajajjajaja. Loretta.

Mármara dijo...

Blasf, fía, milo dos mil perdones por tan tremebundo error. Sepas que no tenía intención de ningunearte. Si es que no se puede vivir con este acelere, chica.
Dan ganas de tirarse de cabeza, sí, Marta, pero en cuanto metes los pies se te quitan. Está bastante fresquica, no te creas.
Pues si vienes a Asturias no te preocupes, Marga, que ya te presto yo un paraguas.
No te pierdas el paseo, Frab, está que te mueres.
Y tú, Loretta, no me cizañes,¿eh?, guapina.

MORGANA dijo...

joder qué buenas fotos hace tu móvil... La playa preciosísima... a ver si alguna vez la llego a conocer...

Marcela dijo...

Qué suerte que tenemos con paisajes así cerca de casa. La foto es preciosa, un día de estos te hago la competencia desde la playa de bayas.

Blasfuemia dijo...

Que sean dos mil perdones...

:P

RataParda dijo...

me uno a conso... con mi móvil hubiese sido un acertijo... no se si "alguien" te ha escrito lo de que dáis mucha envidia...jijiji...pero es verdad..eso si, envidia sana...por la meseta llueve pero no hay mar..cachis...

Mármara dijo...

Será que ye fotogénica, la playa, porque la cámara del móvil, insisto, es normaluca. No me llega ni a un megapixel...
Morgana, espero y confío en que llegues a conocer esta playa, y otras, más pronto que tarde. Y en conocer yo la de tu isla actual, que hace tiempo que la tengo en mi lista.
Has de retratar Bayas con la tu cámara, Marcelilla, que ya sabes también es de mis favoritas.
Rataparda, la Meseta tiene mucho encanto, que lo se yo. Playa, no, encanto, pa dar y tomar.

chusbg dijo...

Que foto más bonita, me encanta esa luz que se refleja en el agua, me gustaría decirte que en esa posición esta playa se parece mucho a una que hay aquí, la de Liencres y así poniéndose el sol, mucho más. Por aquí ha llovido lo que no está en los escritos también, esta vez habéis dejado pasar mucho desde Asturias.

Un saludo

 
Free counter and web stats