miércoles, julio 23, 2008

La vida oportuna de la meteorología,

o, al mal tiempo buena cara.
El sabado, aprovechando que la meteorología me era favorable (22ºC, viento en calma, nubosidad persistente -o pertinaz-, humedad relativa del aire, 70%, estado de la mar, marejadilla), me fui a jugar al golf.
Hacía tanto tiempo que no jugaba que hasta las ruedas del carro eléctrico (las señoras -mayores- utilizamos este tipo de artilugios) se habían deshinchado. Me importó un bledo. Metí los palos justos en la bolsa de mano y me la cargué al hombro dispuesta a dejarme la piel en el pellejo, que diría Mazagatos, por las cuestas, empinadas donde las haya, de mi campo preferido.

Pero como todo en esta vida tiene su parte positiva, esta circunstancia (adversa) me permitió atajar hacia el green del (maldito) hoyo 3, cuando un tiro errático dio con mi bola justo en mitad de la Tarta, realizar un approach bastante digno y dejar la pelotita a suficiente distancia del hoyo como para completarlo en tropecientos veinticinco golpes, eso sí, dos golpes en green, como mandan los cánones, tengo que lo decir.
No tuve tanta suerte en el (jodido) hoyo 7: dos bolas al agua, hoyo al carajo. Resignación. ¿Será por bolas?
(Vista del hoyo 7 desde el tee. Paralelo al camino, interponiéndose entre el tee y el green, el río Gafo, alias Tragabolas II)
Ahora bien, terminé el recorrido con la cabeza bien alta y más contenta que unas castañulelas. Jugar, jugué de pena, tengo que lo reconocer, pero disfrutar, lo que no está en los escritos. Los golpes largos, para olvidar. Los medianos, uno sí y tres no. En los cortos me manejé bastante mejor, incluso me atrevería a decir que muy bien (¿será que gano en las distancias cortas?).
En días sucesivos, ya con las ruedas hinchadas y toda la ferramienta cargada en la bolsa (que, ¿para qué, Santo Cristo, para qué, si fui descartando, hoyo tras hoyo, la mitad?), mi juego fue empeorando, y empeorando, y empeorando. Tentada estuve de lanzar la bolsa, con palos y todo, carro eléctrico incluido, al lago (que no se aprecia en la foto, pero que está, entre mi bola y la casa club). Me contuve, entre otras cosas por no asustar a una pandilla de patas que nadaban plácidamente en él, ajenas a mi ineptitud y, también, por no contaminar el lago, que qué culpa tendrá el pobre de que yo haya perdido mi swing y más que jugar, perpetre.
(Calle del hoyo 18. Mi bola, la tercera, después de haber dejado dos en el tramo correspondiente del Gafo, frente al lago, alias Tragabolas I. Excuso decir que, después de lanzarla al agua, opté por bordear).
Eso sí, desde aquí lo digo, no me pienso amilanar. Este (jodío) juego no va a poder conmigo. Buena soy yo, que me crezco, que más no puedo, ante las dificultades, o handicaps.
Mañana mismo, si la meteorología me es favorable, vuelvo a intentarlo. Ea.

29 comentarios:

Lowana dijo...

Dicen que en deportes tan mentales como el golf el secreto está en ser capaz de no pensar mientras golpeas la bola, por muy increíble que pueda parecer...

Glora dijo...

jajajajajaja... como si te viera... una clase magistral para quien sólo ha jugado al minigolf o ha visto alguna cosita por televisión...jajaja... eres la pera, me he reído un buen rato...
un beso

errante dijo...

tú practica y luego vente a sancti petri

errante dijo...

lowana, ¿el pádel es un deporte mental?

Marcela dijo...

Marmarita ¿cuándo me llevas contigo a jugar al golfo????

Blasfuemia dijo...

Vas a tener que comprarte la wii y practicar en casa :P

Conso dijo...

diosss a mi sólo se me daría medio bien conducir el carrito para señoras de mediana edad. La pera limonera sip.

Ohnenick dijo...

Sancti Petri, qué fuerte me parece... No sé cómo me ajunto con vosotras...

Blau dijo...

oohhh siempre he querido intentarlo.

karen dijo...

Yo por eso solo he jugado mini golf...

:-P

Quizás algún día...

Saludos...

Mármara dijo...

Te aseguro, Lowana, que sólo pienso en darle a la bola, pasa de que mi cabeza va por un lado y mi cuerpo por otro.
Si ha servido para que te rías un ratuco, doy por bien empleados mis desastres golfísticos, Glora. Pero conste que pienso recuperar mi swing, que era bien mono y bien efectivo, por cierto, hasta que me dio por querer ganarle distancia al driver y...
Ya te tengo dicho, Errante, que Sancti Petri lo tengo en el punto de mira. Ohne, Blasf y tú practicad con la wii, que la próxima quedada la hacemos en Cádiz, o ssssssssea.
Conso, conducir el carrito por las cuestas de mi campo tiene tela, no te vayas a pensar.
Marcelilla, ya sabes que yo te llevo cuando quieras. Ahora bien, el curso que viene, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, programamos un cursillín donde ya sabes, invitamos a L. (EF)y nos hacemos súper expertas.
Pues nada, Blau, cuando vengas, quedamos y lo pruebas.
Karen, el golf es un deporte apasionante y muy, muy relajante. Merece la pena intentarlo.

errante dijo...

me muero como sea en cádiz o ssssssssssea

Blasfuemia dijo...

errante, pero no te mueras, que a ver sino qué hacemos en cadiz...

Conso dijo...

por eso decía que "medio bien"..

Marcela dijo...

Síiii, se me había olvidado L.(EF), ayyy, qué motivadas vamos a estar el próximo curso, marmarita.

marigel dijo...

Pues a mí el golf siempre me ha parecido un deporte de pudientes (de pudientes de dinero si vives en una gran ciudad y de pudientes de verdad si vives cerca de un campo de golf).
Así que no he practicado nunca ese deporte, que me parece que una de las cosas que más me gustaría es probarme pantalones y polos hasta elegir los que más me gustasen.
Y otra cosa que me gustaría es andar hasta donde mandase la bola (que no sería muy lejos, me sospecho).
Sin embargo a tí sí te hago jugando al golf, mira tú. Me parece que tienes que tener una buena figura dando el giro ese que se da cuando se golpea la bola (qué imaginación tiene una!).

marigel dijo...

Pues a mí el golf siempre me ha parecido un deporte de pudientes (de pudientes de dinero si vives en una gran ciudad y de pudientes de verdad si vives cerca de un campo de golf).
Así que no he practicado nunca ese deporte, que me parece que una de las cosas que más me gustaría es probarme pantalones y polos hasta elegir los que más me gustasen.
Y otra cosa que me gustaría es andar hasta donde mandase la bola (que no sería muy lejos, me sospecho).
Sin embargo a tí sí te hago jugando al golf, mira tú. Me parece que tienes que tener una buena figura dando el giro ese que se da cuando se golpea la bola (qué imaginación tiene una!).

aminuscula dijo...

Pero qué envidia me da tu meteorología y que envidia me da el verdor que te rodea!!!!

Frabisa dijo...

No sé si meterás muchas bolas, pero el ejercicio que has hecho ya te habrá compensado.

Ni medio problema porque a ti no se te va a resistir el golf ni aunque lo inventen mil veces.

Un beso y ojalá salga el sol

lectora habitual dijo...

Serás pija? jajajaja
Lo que si eres es bastante amena y también se nota que procuras pasártela bien, felicidades por eso :P

Heaven angel dijo...

Hola, no me conoces pero buscando una foto llegué a tu blog, la verdad no tuve mucho tiempo para leerlo pero si me llamó mucho el artículo que publicaste sobre "Bette Porter" me encanto la manera en que hablaste de ella, la verdad es que te encuentro toda la razón un personaje que te cautiva a lo largo de la serie por su gran inteligencia y bondad.
Sólo eso pasaré seguido por tu blog para leer un poco mas, me gusta la manera enq ue escribes

dintel dijo...

Digamos que es un deporte que desconozco totalmente. Me ha hecho gracia tu post: muy visual, incluso para una ni siquiera neófita como yo.

Ms Baggesen dijo...

Jajaja, te veo, te veo, jajaja

errante dijo...

shhhhhhhhhh, cómo que pija????
mármara, si te llaman pija, nos dejamos de sancti petri y te vienes a sotogrande mujerpordios!!!

Ad astra per aspera dijo...

siempre me ha apetecido empezar a jugar al golf, mira por dónde.

Mármara dijo...

No te vayas a pensar,Marigel,el golf se ha democratizado muchísimo. Para que te hagas una idea, en Asturias hay DOCE campos, muchos de ellos públicos. Y las licencias federativas "casi" alcanzan a las del fútbol. En lo que sí tienes razón es en que me quedaba ideal el swing, cuando lo tenía, y me quedará más ideal aún cuando lo encuentre de nuevo :P
aMNÚSCULA, pagamos a precio de oro este verdor, pero nos compensa y, lo que es mejor, nos reconforta.
Heaven Angel, bienvenida. Me alegro mucho de que coincidamos en las consideraciones sobre la mi Bette.A ver qué sorpresitas nos depara la 6ª, y última, temporada.
Dintel,has de conocer un poco este deporte, es muy entretenido, a la par que edificante.
Ms Baggesen, no me veas así, muyer, que estoy hecha un adefesio (golfístico).
Lectora habitual, sí, soy pija, no tanto como Tamara Falcó, pero ahí le andamos. Ahora bien, pasar, me lo paso bomba con cualquier cosuca, es lo que tengo.
Errante, o sssssssea, mujerpordios, tienes razón, dejemos Sancti Petri y concentrémonos en Sotogrande que, efectivamente, tiene mucho más glamour.
Ad Astra, anímate y empieza. El golf es un deporte fantástico, y muy entretenido, a mayores.

Lowana dijo...

A ver, Errante, el pádel es muy, muy mental. En cualquier deporte el 70% es el coco y el 30% restante el físico. Palabra de deportista... Por cierto, está pendiente ese LPT y unas pististas en Sancti Petri no es mal sitio para hacerlo, porque si allí se puede jugar al golf, seguro que también se puede jugar al pádel... Y por cierto, voy a contar mi historia con el golf: tengo muchas ganas de jugar, pero he decidido que voy a dejarlo para dentro de unos añitos, para cuando la tendinitis del codo no me deje coger la pala, el menisco lo tenga ya tan jodido que no pueda hacer spinning y las cervicales tan perjudicadas que me sea imposible mover la cabeza mientras nado. Entonces jugaré al golf y me daré bonitas caminatas de la mano de mi chica empujando una bolsa de palos, contemplando el ocaso sobre el mar Mediterráneo, igual que los guiris que abarrotan todos los campos que hay por aquí cerca...

Lowana dijo...

A ver, Errante, el pádel es muy, muy mental. En cualquier deporte el 70% es el coco y el 30% restante el físico. Palabra de deportista... Por cierto, está pendiente ese LPT y unas pististas en Sancti Petri no es mal sitio para hacerlo, porque si allí se puede jugar al golf, seguro que también se puede jugar al pádel... Y por cierto, voy a contar mi historia con el golf: tengo muchas ganas de jugar, pero he decidido que voy a dejarlo para dentro de unos añitos, para cuando la tendinitis del codo no me deje coger la pala, el menisco lo tenga ya tan jodido que no pueda hacer spinning y las cervicales tan perjudicadas que me sea imposible mover la cabeza mientras nado. Entonces jugaré al golf y me daré bonitas caminatas de la mano de mi chica empujando una bolsa de palos, contemplando el ocaso sobre el mar Mediterráneo, igual que los guiris que abarrotan todos los campos que hay por aquí cerca...

Lowana dijo...

A ver, Errante, el pádel es muy, muy mental. En cualquier deporte el 70% es el coco y el 30% restante el físico. Palabra de deportista... Por cierto, está pendiente ese LPT y unas pististas en Sancti Petri no es mal sitio para hacerlo, porque si allí se puede jugar al golf, seguro que también se puede jugar al pádel... Y por cierto, voy a contar mi historia con el golf: tengo muchas ganas de jugar, pero he decidido que voy a dejarlo para dentro de unos añitos, para cuando la tendinitis del codo no me deje coger la pala, el menisco lo tenga ya tan jodido que no pueda hacer spinning y las cervicales tan perjudicadas que me sea imposible mover la cabeza mientras nado. Entonces jugaré al golf y me daré bonitas caminatas de la mano de mi chica empujando una bolsa de palos, contemplando el ocaso sobre el mar Mediterráneo, igual que los guiris que abarrotan todos los campos que hay por aquí cerca...

 
Free counter and web stats