domingo, enero 18, 2009

La vida oportuna de los fotogramas

Cada día que pasa entiendo menos al género humano.
Mientras el mundo se derrumba a nuestro alrededor, millones de seres humanos mueren de inanición, o a causa de conflictos absurdos, nos dedicamos a gastar nuestras energías y nuestro tiempo en debates absurdos, inútiles y, lo que es peor, estériles.
Mientras millones de personas, aquí, en nuestra propia casa, se quedan sin trabajo y los bancos hacen alarde obsceno de sus beneficios (sólo por poner un ejemplín ad hoc), nos dedicamos a indignarnos, enfrentarnos y enemistarnos por cuestiones (que a mí me resultan) banales.
¿Será que hemos perdido la perspectiva, y el juicio? ¿Será que nuestra soberbia es tan monumental que quienes miramos la crisis desde la distancia de nuestros puestos de trabajo, y nuestros sueldos, asegurados, que no nos queda más remedio que entretenernos con estupideces?
Estos días, todo el país anda revuelto por las declaraciones de una sinsorga sobre el acento andaluz. Nos hemos rasgado las vestiduras, nos hemos tirado al monte, hemos dado pábulo a sus (vacuas) palabras (Yo también, Bruto, hijo mío, como se puede observar en esta entrada), que vuelven a retratarla, para darle importancia, para que se sienta más orgullosa de sí misma y del efecto (¿devastador?) de sus palabras y las hemos reproducido hasta la saciedad. Y, lo que es peor, hemos dedicado nuestros esfuerzos a enemistarnos por su causa. Corren, ya, ríos de tinta sobre el asunto. Y ella, la sinsorga, encantada de la vida, con tanta atención, con tanta publicidad gratuita.
Bien, pues, desde aquí, y desde el respeto a quienes piensen de otra manera y decidan dedicar tiempo y energías a lo que mejor les parezca, lo digo: me traen al pairo las declaraciones de la sinsorga y sus implicaciones. En careciendo de sentimiento nacionalista, lo mismo que carezco de sentimiento corporativista, me parece (¡Ojitísimo, a MÍ, ¿eh?, A MÍ!) mucho más productivo, a la par que estimulante, la visión del tema que nos da Dany Boon en su, para mí, magnífica, sana, entrañable e hilarante Bienvenidos al Norte.
Vamos, que, con la que está cayendo, prefiero reírme de mí misma, y de los prejuicios que se puedan tener sobre mi idiosincrasia, que malgastar mis energías, mi tiempo y mi humor en disquisiciones absurdas.

Y luego, ya, con el corazón contento y ánimo en alza, dedicarme a otros menesteres que me resultan mucho más gratificantes, a la par que estimulantes.
Bilbo, M y Tiza, por este orden, ayer, en Xagó
Y, otrosí digo:

11 comentarios:

Ayshane dijo...

A veces el genero humano es incomprensible cuando permitimos, con el uso de la razón, barbaries cómo las que suceden estos días. Igualmente cuando damos importancia a tonterías varias que por nada arreglarán el mundo...

Ocupemonos de intentar arreglar aquello que se puede, aquello tangible y dejar las tonterías cuando lo demás esté solucionado.

Besitos grandotes...

Ohnenick dijo...

Seguramente si nos pusieramos a pensar en por qué el mundo se derrumba fuera de nuestras fronteras o en por qué la gente se va al paro dentro de ellas nos pondríamos todos de acuerdo en seguida. Por eso es más útil manipularnos y enfrentarnos con temas vacuos.
Bienvenidos al norte, al sur, al este y al oeste. Y si eso no puede ser, mejor darle todas las brújulas a Luis Aguilé para que se haga con ellas una corbata.

Conso dijo...

Perdóname la ignorancia de desconocer el tu tema de hoy. Eso sí, cualquier distracción es susceptible de ser utilizada para enfangarnos y así disipar la realidad de este mundo global nuestro. Si fuéramos canes lo resolvíamos en un pis pas.
Luis Aguilé ya definió perfectamente uno de los males que nos aquejan. (Y yo queriendo volver a padecerlo…tremendo!)
Un beso?.- Vale.

Blau dijo...

Mármara, esa M eres eres tu???? Yo soy sensible al tema, así que,...

Feliz inicio de semana.

Ripley dijo...

Teniendo en cuenta la cantidad de estupideces que están diciendo los políticos ultimamente, creo que tengo mucha suerte de que mi horario de trabajo no me permita ver los telediarios para no irme a la cama con monumentales enfados. Hace años los políticos se dedicaban a la política; hoy en día tienen, quizás, demasiado afán de protagonismo y la boca demasiado grande. En un sitio donde no se respeta la idiosincrasía de cada región, ¿cómo nos extraña que queramos ser diferentes? no me parece nada acertado hacer risa de las particularidades de cada comunidad, y mucho menos, para desviar la atención de temas sobre los que mucho tienen que trabajar porque son los políticos, junto con los bancos, quienes nos han metido en esta crisis.

Marcela dijo...

Pos, totalmente de acuerdo marmarita mía. Ah, por cierto, qué ganas de dar un paseín con M y contigo por Xagó, que juntines nunca lo hicimos ( lo de dar el paseo, digo)

Ohnenick dijo...

¡Te quedan 5 horaaaaaaaaaaaaaaas! Más mula, claro.

Blasfuemia dijo...

Así ye ¿o no?

A todo esto, aún no conozco Xago.

Abrígate, que va a hacer mucho cutu.

dintel dijo...

Ni idea de lo que hablas, llevo días desconectada del mundo a ver si acabo de montar la red de conexiones internas que fallaba por algún lado. Pero en algo nos tenemos que entretener, unas pasean, otras discuten y otras leen, yo que sé.

Irreverens dijo...

Comparto tu visión del tema en cuestión. Toma pareado.
;)

Si todo el mundo se centrara en las cosas realmente importantes, otro gallo cantaría, sin duda.

Besos

Baggesen dijo...

Ya sabes, baby, estoy contigo en el temita que tratas.

Por otro lado, nunca dejan de alucinarme las fotos de Xagó.

Buen comienzo de semana.

 
Free counter and web stats