sábado, febrero 06, 2010

La vida misteriosa de las conexiones neuronales

Desde aquí lo digo, y lo confieso: no veo los documentales de La2*, y no tien mal que parecer. Soy consumidora de series (Bones, Perdidos, House, Vaya semanita y, este año, de nuevo GH) y de Informativos.
Pero, ¡oh, pero!, esta mañana, mientras desayunaba, vi el programa nº 32 de Redes, que trata de la misteriosa vida de las conexiones neuronales, o sinapsis, y de la energía que gasta el cerebro en su funcionamiento.
(Neuronas cerebrales en plena y enloquecida sinapsis mientras te dedicas a pensar en las musarañas)
El hombre al que entrevistaba Punset, ha comprobado que el cerebro gasta el 20% de la energía (glucosa) que consume nuestro cuerpo al completo.
¿Cómo? ¿Haciendo sudokus, crucigramas, o resolviendo intrincados problemas matemáticos? No. Resulta que, cuando más consume es cuando dejamos la mente en blanco, cuando nos entregamos a ensoñaciones varias, cuando se nos va la santa al cielo, momentos, estos, que el cerebro aprovecha para crear nuevas sinapsis.
Parece ser que estos estados propician que el hipocampo, que es el que maneja nuestros recuerdos (memoria), se ponga en contacto con la corteza pre-frontal, encargada de nuestros planes de futuro, y, entre las dos, producen unas asociaciones que nos permiten anticipar futuras acciones, sobre la base de informaciones que hemos almacenado, pero de las que no somos conscientes. Semejante trabajazo tira de la glucosa a todo tirar y, a mayores, aprovecha los datos almacenados para crear nuevas realidades, asaz beneficiosas para nuestros intereses.
(Unos de mis rinconcillos favoritos para lo del dolce far niente)
De todo ello he deducido que, ahora que me he puesto en plan de liberarme de esos kilos de más, que desvirtúan mi silueta, y que he acumulado haciendo trabajar mi cerebro como una mula de carga, cuanto más tiempo dedique al dolce far niente, cuantos más mandalas pinte, cuantas más horas emplee en pensar en las musarañas, más glucosa consumiré, o, lo que es lo mismo, más adelgazaré.
¿No es ideal, el descubrimiento?

*Dato que aporto para las posibles candidatas que den en presentarse al casting que abriré en breve.

30 comentarios:

Morgana dijo...

qué fuerte Marmarilla!! Yo, desde ya me apunto al plan tuyo del dolce far niente para erradicar esos kilillos de más...

Deseando estoy de que abras el casting amiga mía.

Besos!

Marcela dijo...

meca, va a ser la primera vez que no me cueste adelgazar, me apunto, me apunto y me apunto.

Frabisa dijo...

Muerta me dejas, la verdad es que una vez que me recupero del impacto inicial analizo tu descubrimiento y no tengo más remedio que darlo a la duda más atroz, porque si fuese cierto, ¿cómo es que no estoy sílfide? no será por lo que pasmo.

Un beso

Pena Mexicana dijo...

algo no funciona en este método para adelgazar... yo debería ser un pincel y me acerco más a la figura de una brocha. Por lo menos si no funciona para adelgazar, te permite sentirte descansada :)
besos

Ave dijo...

¡¡es verdad!!! el estrés engorda (por lo menos a mí me engorda, y mucho). cuando estoy más relajada es cuando menos me cuesta sentirme bien.

¡¡buen descanso, mármara!! :-)

Mármara dijo...

Di que sí, Morganita, apúntate, y ya verás como te va de maravilla. Lo del casting, lo estoy madurando ;)
Por experiencia te digo, Marcelilla mía, que, una vez que se poneuna a ello, no cuesta, al contrario, hasta resulta fácil, y placentero.
Querida amiga, Frabisa: no se trata de un dolce far niente a lo tonto, si no de algo consciente y premeditado. A ver, que lo que se cepilla la glucosa no es estar tirada en el sofá sin más, si no dejando la ente en blanco, es decir, dejando de darle vueltas a las cosas cual hormigonera, que eso ni gasta nada de nada, al contrario, genera ansiedad y la ansiedad engorda.
Eso también va para ti, Pena. El truco consiste en aquietar la mente, parar el torbellino de pensamientos y dejar que el cerebro trabaje a su bola. Por mucho que te tires en el sofá, o en la playa, o en una cama de fakir, si no se aquiera la mente no vale para nada.
Toda la vida me he pasado diciendo lo mismo, Ave: que el estrés me engordaba, y nada, nadie me hacía caso. Engorda porque, efectivamente, comes más para paliar la ansiedad, pero también porque el organismo, al verse en peligro, un peligro indeterminado, que nos conecta con nuestro cerebro límbico, acumula grasas para defenderse.
Cómo me mola que la ciencia certifique mis intuiciones, oyes.

aminuscula dijo...

Mármara, esto es un notición!!! No sé ni cómo no sale en todos los telediarios! Mira que me gusta a mí quemar glucosa, jajajaja.

Gracias y regracias por tan valiosa información, te aseguro que haré uso de ella.

Un beso

Lowana dijo...

Vamos, que los 15 kilómetros que yo estoy intentando correr a la semana no sirven para nada. Mejor me quedo leyendo viendo series subtituladas... ¡¡¡Bieeeen!!!

Pena Mexicana dijo...

ahhhhhhhhhh
la cosa es entrarle a la onda Om pero de manera premeditada... pos mira, vale la pena intentarlo, lo que dices de comer por ansiedad también a mi me pasa... además de que soy muy golosa, claro. supongo que valdrá cualquier actividad que promueva el hecho de dejar la mente en blanco. A mi lo que más me gusta de esto que nos comentas es el hecho de que se establezcan más conexiones neuronales, eso debe ser también bueno para prevenir al alemán... besos

Alson dijo...

Me apunto al casting, sea como sea. y desde ya te digo que, además de ser un gustazo hacerse con la glucosa, la meditación musarañera es fantástica.

Mármara dijo...

Estoy contigo, aMI, tenía que salir en los telediarios. Pasa que luego le acabamos con el negocio a Natur House, y más gente al paro, no ¿eh?
Chica, Lowana, igual con 10 kilómetros y cinco series subtituladas a la semana te apañas.
Buenísimo, Pena, buenísimo. Hay estudios que prueban que la corteza cerebral de la gente que medita tiene mayor grosor que la de quienes no lo hacen nunca. Asií que, atenta a la receta, que la voy a poner.
Pues nada, Alson, fía, ya te he dado número pa lo del casting. Tienes el 001.

Lena de mar dijo...

pues yo mañana tengo mi último examen y después pondré en práctica lo de la mente en blanco... porque si lo hago antes, no me conviene nada de nada.

Abracitos salinos y muy buen gusto tienes tú para tus rinconcillos favoritos... jejeje

marta dijo...

Llevo meses intentando lo de la mente en blanco pero no avanzo mucho. La teoría se me da mucho mejor que la práctica.

dintel dijo...

Pues debiera estar de un delgado, digo, por lo de la levitación neuronal.

kali dijo...

Eso de dejar la mente en blanco yo lo veo dificilísimo, pero mira ahí están los monjes budistas, más secos que la mojama, así que algo de razón debe llevar el hombrecillo ese.

Eso sí, me da a mí la sensación que es más fácil adelgazar cerrando el buzón. Que no es lo mismo, ni parecido, quemar el 20% de glucosa de un pastel que de una ensalada. Hala, ya podéis apedrearme después de chafaros el plan.

Ico dijo...

Me da que, visto los comentarios anteriores, esta teoría no va a ser verdad... creo que al revés cuando más piensas más consumes azucares y por ende.. engordamos.. ja.ja

Calvin dijo...

Creo que deberías incluir la variable "bolsa de pipas diaria"...

Alson dijo...

jajaja y quienes ocupan los ceros???

Alson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bur dijo...

anda pintas mandalas jejej

Irreverens dijo...

¡jajajaja!
XDD

Pues yo no me pierdo nunca a Punset los domingos. Me encanta. Ah, y los dos programas anteriores al suyo tampoco están nada mal.
:)

Por cierto, que yo hago mucho eso de poner la mente en blanco... mmmm....

Victoria dijo...

Por aquí ando, encantada con lo que leo. Es un placer. Sigo indagando por esta VIDA PÚBLICA...

errante dijo...

casting, again?

Mármara dijo...

No puedo decir que haya visto muchos programas de Punset, pero todos me han gustado mucho, Irre.
Por cierto, ya decía yo que tenías un tipo estupendo :P
Bienvenida a mi blog, Victoria, que te divierta en él paseo.
¡Coño, Errante,qué sorpresa!
Bueno, estoy pensándomelo. A lo mejor para la primavera...

luz dijo...

Jo, pues si lo llego a saber antes, no me hago diabética ni en broma...

Está bien eso de activar las conexiones y el método no se me da nada mal.

Creo que dejaré por un tiempo la Nintendo y el Brain Training.

Mármara dijo...

Va a ser que sí que llevo una temporaduca "floja de remos", porque ¡me he dejado comentarios sin responder!
Procedo:
Calvin, ya he eliminado la bolsa diaria de pipas y la he sustituido por un puñadín de pipas y unas cuantas bayas de goji.
Kaliestoy completamente de acuerdo contigo: lo mejor es cerrar el buzón, o no abrirlo a según qué tipo de alimentos. Pero que lo de la mente en blanco funciona, es un hecho.
Sí, Bur, sí, coloreo mandalas. Y encuentro en ello gran placer e inspiración, oyes.
Alson, me temo que no he captado lo de tus "ceros".
No hace falta que dejes ni la Nintendo ni lo otro (que no sé lo que es)Luz, se trata de encontrar un ratito para dejar la mente en blanco, no de abandonar aficiones.

 
Free counter and web stats