sábado, octubre 07, 2006

La vida secreta de los fotogramas


Estoy hasta las cejas los estereotipos.
Estoy hasta las cejas de que cualquier excusa sea buena para intentar perpetuarlos.
Estoy hasta las cejas del androcentrismo.
Estoy hasta las cejas de que el androcentrismo contamine las preferencias, los gustos, los pensamientos, las actitudes, las ambiciones, la ética y la estética de las mujeres.
Estoy hasta las cejas de la aceptación.
Estoy hasta las cejas del servilismo femenino.
Estoy hasta las cejas de Cenicienta, Blancanieves, Caperucita...
Estoy hasta las cejas de Valentino, Prada, Dolce & Gabbana...
Estoy hasta las cejas de Manolo Blahnik.
Resumiendo: estoy hasta las cejas.

10 comentarios:

Marcela dijo...

Te acompaño en esas cejas, marmarita.

Ripley dijo...

Yo también pero relájate un poco.Vamos a tomar unas cervecitas para que se te anime el alma. besitos pasados por agua.

yo, la peor de todas dijo...

te doy toda la razón mármara, los estereotipos tardarán muchísimo en desaparecer. Mientras tanto las mentes patriarcales siguen fomentando más de lo mismo (alguien ha echado un ojo a "Super modelo 2006" mujeres robóticas sin seso al mando de una subreplicante judith mascó? alguien ha visto la campaña publicitaria de adolescentes de Dolce&Gabanna con posturas que rozan el abuso?)

paula dijo...

es bueno estar hasta las cejas cuando debajo de esas cejas se mantiene una mirada crítica de las cosas

Mármara dijo...

Va a ser muy complicado que desaparezcan los estereotipos, cuandola prensa (incluso la más progresista, como "El País"), la televisión, el cine, la literatura infantil y juvenil, los video juegos..., se esfuerzan en perpetuar los roles de la sociedad patriarcal.
No he visto esa campaña, La Peor, pero puedo imaginarla. Lo que sí he visto ha sido un trozo del programa de Cuatro: vergonzoso.
¿Qué referentes femeninos tiene nuestra juventud? ¿Cómo podemos esperar una mirada crítica, Paula, cuando se bombardea a la juventud con semejantes ideas?
No podemos relajarnos, Ripley (aunque sí disfrutar de la vida y tomarnos unas cervecitas en el bar de abajo de casa de Marcela), mientras quienes tienen el poder pretendan seguir marcando el pulso de nuestras vidas.

yo, la peor de todas dijo...

lo importante es que seamos consciente de ello, opino igual que Paula: hay verlo todo pero manteniendo esa mirada crítica aunque nos reviente pero también se necesita actuar, en pequeñas parcelas en nuestro entorno puesto que nuestra disconformidad no cambia el sistema

chusbg dijo...

Pues yo también estoy de acuerdo con vosotras y no puedo hacer nada, veo además que en la escuela no se arregla nada, va a peor, los niños creen que son más que las niñas y los maestros están, por lo que yo he visto, reticentes a cambiar eso, y suelen sacar mejores notas las chicas. Muchas mujeres tampoco ayudan, ni con lo que piensan, ni con lo que transmiten a sus hijos varones.
Un saludo

Mármara dijo...

No seas pesimista, Chus, que ya hay mucha gente que se esfuerza por cambiar esta realidad en la escuela.
Necesitamos mucha reflexión, mucha mirada crítica, mucha formación y, sobre todo, mucho plantearnos cómo transmitimos nuestra ideología a través de lo que se ha dado en llamar el currículum oculto que, afortunada o desafortunadamente, dependiendo de los casos, tiene mucho más peso que el explícito.
Estoy con vosotras, chicas, en que hay que verlo todo, para poder criticarlo y, desde luego, pasar a la acción, cada quien en su parcelita.
Ya lo dice el refranero: "piano, piano, se va lontano".

chusbg dijo...

En eso estoy muy de acuerdo Mármara, que la única manera es ir ganando gente poco a poco, cuando digo gente digo mujeres y hombres, ambos salen beneficiados, es tratar individualmente de luchar contra el machismo, venga de donde venga, contra el servilismo femenino, pues, no es que sea pesimista, quizás lo parece, las cosas cada día avanzan un poquito, pero a veces como en todo se dan pasos hacia atrás, y uno es la enseñanza, yo creo que en mi modesta opinión no vale que algunos luchen, en esto deben de estar todos, el daño crece exponencialmente, y, es la educación lo único que va a dar fuerza a las mujeres para darse cuenta que las están dirigiendo, y para tener las armas con las que adquirir una confianza en ellas mismas, para que no las haga falta sólo seguir a la masa, si me apuras luego al vivir quizás hasta tengas que tragar con muchas cosas, pero lo interesante es que aunque tu tengas una manera de actuar por las razones que sean, por lo menos que sea porque una quiere no porque además se lo cree.

A los hombres yo creo que nos pasa lo mismo, hoy he leído en el país que Coronado va ha hacer una película en la que hace de policía homosexual, la distancia, se titula, describe así a su personaje, "es débil tanto por su condición de homosexual como por la lucha interna que mantiene consigo mismo entre el bien y el mal" ¿Es que tiene algo que ver la velocidad con el tocino? pues el estereotipo dice que sí, te aseguro que lo que yo he visto en la escuela, y sobre todo en cinco años de parque con niña pequeña, dos, tres horas todas las tardes, no es que los estereotipos desaparezcan, afortunadamente hay mucha gente que si lo ve y practica una educación tendente a que desaparezca todo eso.

Bien por los que luchan contra todo todo lo que tu dices, ahora no me negarás que la lucha es contra un enemigo muy fuerte que cuenta con la pantallita para sembrar su semilla, y con las revistas femeninas, con su discurso tan contradictorio en ese sentido.

De todas las maneras me parece bien lo que dices poco a poco se anda el camino y sobre todo que hay que tener espíritu crítico.

Perdona la extensión no he podido abreviar.

Un saludo

Mármara dijo...

Pues sí, Chus, el espíritu crítico que no nos falte, eso, lo primero.
Y lo segundo, que todas las personas que pensamos que otro mundo es posible, pongamos todo nuestro empeño en transmitirlo, con nuestro hacer diario, a la infancia y a la juventud.
No sé en Santander, claro, pero aquí, en Asturias, y en el País Vasco, y en Cataluña (que yo sepa), hace muchos años que existe un movimiento en la educación pública que trabaja porque la coeducación no sólo consista en unir a las chicas y los chicos en la misma aula. Y va dando sus frutos. Y más que va a dar.
No te disculpes por tus parlamentos, siempre son muy atinados y da gusto leerlos.

 
Free counter and web stats