lunes, enero 22, 2007

La vida secreta de las ilustraciones infantiles




En el año 1997, la asociación francesa Du côté des filles realizó una investigación -en España, Italia y Francia-, sobre la simbología de las ilustraciones que aparecían, y siguen apareciendo, en las publicaciones dedicadas a la infancia entre los 0 y los 9 años.

Se preguntó a las niñas y los niños qué les sugerían algunas de estas imágenes. Sus respuestas no pueden ser más significativas. En una próxima entrega os daré algunas de esas respuestas, mientras tanto os propongo un juego:

¿Quiénes son? ¿Qué hace cada uno de ellos?

15 comentarios:

Roma dijo...

Pues... está "tirao", no? en una viñeta se ve a "un" oso o "una" osa, descansando en un sillón al calor del hogar... y en la otra viñeta se ve a "una" osa o a "un" oso llevando un delantal puesto. A que sí? a que he acertado?
Pero no ha sido tan fácil... porque primero he visto a "un" oso en el sillón y a "una" osa con delantal, pero luego... digo...aquí debe haber gato encerrado y la "profe" seguro que está ahí, al acecho, jajaaa, y entonces ha sido cuando he visto que "en realidad", en realidad entrecomillada pongamos, en realidad son dos animales o quizá el mismo animal, de la especie de los osos, y que el género, oso y osa, u osa y oso, es algo que pensamos automáticamente al ver su vestuario y sus actividades.
Ufff, espero haber pasado la prueba con éxito... que si no...
Un abrazo!

Mármara dijo...

A ver, Roma, jamía, déjate de raciocinios. El tema es qué es lo que te sugiere cada imagen, a simple vista, y sin telescopio (que diría el Capitán Tan). Porque si ya vas pensando que es una pregunta trampa, no estás jugando.
O sea: tu primera impresión (que es la que cuenta, por lo que decimos de las imágenes y el mundo de las emociones) era:
Papá Oso descansando en el sofá después de un duro día de trabajo.
Mamá Osa con el delantal, porque va a preparar la cena de Papá Oso. ¿No?
Vale, pues eso.
Y no me hagas más trampas, jolines, que no vale, oyes...

Con cariño dijo...

Me apunto a jugar... Para empezar veo dos dibujos que me encantaría colorear. No veo diferenciación macho/hembra, veo dos os@s;dos os@s con una mirada feliz y simpática. El primero disfrutando de un descanso junto a la chimenea y el segundo con un delantal dispuesto a hacer algo, parece acompañado o que se dirija a alguien. Básicamente veo eso. Qué tal lo he hecho?
Un abrazo... un primer abrazo.

Tocotó dijo...

Pues mira tú por donde yo en automático he visto una osa haciendo silloning y un oso preguntando donde están los ingredientes de la cena que va a preparar, es decir, el plantígrado está dispuesto a cocinar, pero no tiene ni idea de dónde está cada cosa en la cocina, ¿acerté? ¿dónde recojo mi premio? ;-)

chusbg dijo...

Pues yo lo que había visto era un oso descansando después del trabajo, en ese momento la señora osa que le ha esperado, le pregunta si quiere la comida, pero me inclino más a pensar que es una pregunta trampa como dice Roma, es que desde la tregua trampa de ETA y el PP, que ve trampas en todos los sitios pues a mi también me están programando para creer que todo es una trampa, es broma.
En otro orden de cosas este juego me ha hecho recordar lo que leí hace algún tiempo y siento no poder dar la referencia, le preguntaban a niños y niñas de tres años a la vista de dos dibujos, uno era de una niña desnuda con pelo corto, el otro era un niño desnudo con melena, todos dijeron que el niño era el del pelo corto y la niña, la de pelo largo, curioso ¿o no?.

Un saludo

Conjota dijo...

Algo más que curioso, me parece a mí, yo creo que el poder de las imágenes en los cuentos infantiles es tan grande que es una de las explicaciones a por qué después de tantos años de feminismo los estereotipos de género están tan marcados y siguen tan vigentes. Son mensajes subliminales que hacen a las criaturas crecer creyendo que los padres se pueden permitir descansar en el sillón y que es normal que sean las madres las que hacen la cena.Está en las manos de todas y todos cambiar eso. Claro que hay quien no quiere perder sus privilegios ¿no?

morgana dijo...

jajajajaja que diver los comentarios... A ver, yo veo a un oso joven (no a un papá oso) descansando tranquila y gustosamente y a una mamá osa dispuesta a hacer algo...

Besoooooos!!

Marcela dijo...

Pues yo veo a manolo el del bombo disfrazado de oso haciendo el vago. Y a María, la mujer de manolo el del bombo, que encima de hacer la cena, tiene que ir desfrazada de osa. Qué país, señor, señor. Qué poder el de las imágenes.

Isa F. dijo...

Yo creo que las imágenes son lo suficientemente ambiguas como para que la interpretación quede a gusto de la percepción-educación de quien las ve. Es evidente que por “tradición” a simple vista, nos imaginamos que el oso/a que tiene el delantal es la señora osa, y que el que está en el sillón que efectivamente, parece un joven oso, es su hijo. No obstante, parece que todas hemos realizado una nueva visualización y nos damos cuenta que no hay nada significativo (un lacito, unos pendientes, una melenita) que nos lleve a pensar con seguridad que el oso/a del delantal, sea hembra. Yo me quedo con que papá oso se dispone a hacer de comer para su hijo osito. Es lo que más me gusta. Isa

Mármara dijo...

Todas, y nuestro incondicional, tenéis razón, cada cual en su estilo. Y, por supuesto, era una pregunta trampa. Es que, oyes, si no fuera una pregunta trampa no tendría "gracia".
Esta tarde pongo un post con a explicación.
Un millón de gracias por participar en este bonito juego que no sabéis el juego que me va a dar a mí.

La otra orilla dijo...

A primera vista veo lo que la mayoría: papa-oso descansando tranquilamente al lado del fuego mientras mamá-oso prepara la comida. Pero me quedo con la expresión de sus caras y es que, mamá-oso parece cabreada mientras papá-oso parece muy feliz. Y si es una ilustración infantil si que es una novedad, porque no conozco ninguna en la que la mamá esté desconteta con sus tareas del hogar.
Tengo curiosidad por saber tu explicación!
Saludos!!!

La Canija dijo...

Pues yo creo que la Osa, porque es osa, tiene las uñas largas y es hetero, está quejándose mientras señala al vago del oso y se acerca a darle una paliza por vago!!.

Roma dijo...

Jo! esto está resultando revelador!!
No sé por qué... pero creo que a las niñas y niños de 9 años a quienes pasaron este test o juego no se les ocurririrían tantas posibilidades...
Igual me arriesgo mucho, pero pondría la mano en el fuego apostando que ellos debieron, al menos generalizadamente, ver un oso y una osa, sin más.
Este juego o test, en cuanto lo "racionalizas", y digo "racionalizas" por hacerme eco de la crítica que recibí casi exclusivamente, quizá por ser la primera en "hacerlo", pues entonces aparecen, y lo digo con humor, todas las "mierdas" que llevamos metidas en nuestras cabezas. Y he dicho "mierdas" utilizando un genérico muy utilizado, no con ánimo de ofender a nadie.
El tema se las trae y se las lleva, sí, ya lo creo que sí, pero en muchos aspectos, no sólo en el del lenguaje sexista oral y de las imágenes. Habría que tener un punto de rigor que también nos falla a NOSOTRAS, y ser capaces de autocriticarnos. No somos mejores por el hecho de ser mujeres, ser mujer tiene muchas dificultades, pero ser mujer no es sinónimo de pertenencia al reino de las cualidades excelentísimas.
Quizá sorprenda lo que digo... quizá no... pero es lo que pienso, lo que me ha venido al pensamiento al leer de nuevo los comentarios, y sobre todo, creo, los últimos comentarios.
Igual hasta me enfadé un poquito... igual perdí mi sentido del humor... vete tú a saber por qué... en todo caso ese será mi problema.

Mármara dijo...

Cuánta razón tienes, Roma, amiga mía, en todo. Como fuiste la primera aproveché tu respuesta para "encaminar" el resto de las posibles. La transmisión de estereotipos utiliza mecanismos tan poderosos que, incluso quienes parece que estamos más concienciadas vemos con el corazón, y no con la razón, aunque depués de percatarnos que es una pregunta trampa, damos marcha atrás, revisamos y...¡zas!, caemos en la cuenta de que tenemos tanta mierda incrustada en el cerebro, que sólo haciendo un serio ejercicio de reflexión podemos desbancar los modelos que nos han grabado, a sangre y fuego, quienes tenían el poder.
Atención a la solución, amable concurrencia, no tiene desperdicio.
Y gracias, muchas gracias por vuestra colaboración.

Core dijo...

Yo vi al oso joven en el sofà, sí, pero también vi al oso papá con el delantal: un oso papá que trabaja de zapatero.
¿Cómo voy a ver a una mamá con esa cara tan poco dulce?
Es increíble el poder de dos simples ¿Simples? imágenes.

 
Free counter and web stats