jueves, febrero 05, 2009

¡Eleeeeee, eleeeeeee y eleeeeeee!

Por un momento, durante el visionado de la primera escena del primer capítulo de la sexta temporada de L, tuve la sensación de vivir un déjà vu, de haber vuelto a un pasado en el que, durante semanas y semanas, capítulos y capítulos, una pregunta martilleaba machacona las mentes de quienes vivíamos pendientes de la resolución del enigma más enigma de todos los tiempos (televisivos): ¿Quién mató a Laura Palmer?

Pero no, no se trataba de un remake de Twin Peaks, la malograda (por el absurdo final) serie de mi admiradísimo David Lynch. Lo que, efectivamente, estaba viendo era L, MI L (word). Y la muerta no era Laura Palmer, si no la inefable Jenny Schecter.

Una cosa es segura, a Jenny no la ha asesinado El Enano, aunque tampoco quedó claro que asesinara a Laura Palmer.
Qué, ¿quién mató a Jennifer Schecter? Sinceramente, queridas, me importa un bledo.
Lo que a mí me trae hablando sola es, a saber, dos puntos,
a) El modeleo y estilismo, en general, de lamiBette. Que cuando la vi de semejante guisa, farolillos aderezados con volantes (¡tan españoles!) me dije: ¡la han vestido para mí! O sssea, la estilista se ha enterado de nuestra quedada del verano pasado en Mitadelcamino, Sin farolillos, que la titulamos, y nos está dedicando el vestuario.

Di tú que este otro modelín aleopardado también tiene lo suyo, ¿eh?

¿Y el peinado? Ya lo he leído en no sé qué blog: Volumen, ¡no!, pero me insisten y me insisten en la melena aleonada (las leopardas no tienen melena) ¿Y esa boquita pintada? ¿Y esas uñas, rojo pasión, a juego con las de las uñas de los pies? Que no se las he visto, pero me juego lo que sea a que me las lleva pintadas del mismo color. Con un par.
(LamiBette luciendo gesto feroz, acorde con el modeleo)
b) Andaba, yo, intrigada con el asuntillo de cómo me iban a tratar a lamiBette esta temporada, si la iban a dejar disfrutar en paz de su sacrosanto matrimonio, si le iban a ir bien las cosas en el curro, si se iba a embarazar... Y, sobre todo, ¿cómo se las iban a arreglar las guionistas para mostrarnos una relación exenta de drama. Bueno, pues, a la vista de los acntecimientos, me temo lo peor. Es decir, me late que le va a tocar de sufrir y de sufrir, capítulo tras capítulo. Y sino, a las pruebas me remito.

Estuve en un tris de darme al llanto (y de meterme en la pantalla a consolarla) al verla así, hecha polvo, los ojos anegados, el gesto contrito, después de volver con la niñina de Urgencias (y encima ni eran las de la Maca de Ohne, las Urgencias), que ella, lamiBette, es de culta que más no puede, pero no me sabe manejar un termómetro digital y, donde ponía 37.5º, leyó 40º y creyó que Angie se les moría, y por poco le da un pasmo de la angustia. Y, ya, de la que llegan a casa, tranquilinas porque la niñina sólo tiene un catarro, va y se le cae encima la losa de la culpabilidad (que qué culpa tendrá, ella, de estar como un queso y de que todas -yo la primera- quieran coger con ella) y no sabe ni qué hacer para que lasuTina no le tenga en cuenta ese pasado (que para mí quisera yo) de crápula y piense que se la va a volver a pegar con la primera que llegue.
Y, a mayores, parece ser que Jodie ha vuelto en plan vengativo. No sé si soportaré tanto sufrimiento. Egein.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Te echaba de menos en tu faceta de cronista eLevisiva :-). Gracias por el esfuerzo, que tiene que ser también un esfuerzo, de dejar por un momento tus siempre interesantes y emocionantes post para acudir a dar una vuelta por la siempre ¿fashion? L.A. de L Word. Y ellas tan hermosas -que no monas- que siguen. Besos, Ceares

Conso dijo...

Diossss (alias dior)...
Al Planet de cabeza

Mármara dijo...

Si te digo la verdad, Ceares, me costó un poquitín sumerjirme en el L world esta temporada, yo creo que porque llevo fatal que sea la última y que, encima, sea TAN corta. Ahora bien, desde aquí te lo digo, me encanta hacer estas entradas. Tengo los sesos al jerez (de la frontera) de tanta trascendencia cotidiana, tanta noticia apocalíptica y tanto horror que nos rodea, así que, hasta agradezco la frivolidad ¿fashion? de nuestras chicas.
¡Vaya que sí, Conso, vaya que sí! Y, no sólo al Planet, a lo que más separezca al "Hit" que tengamos en nuestro particular West End chuequero.

Ohnenick dijo...

Lamadrequeteparió... ¡que nosotras los estamos enlatando para verlos todos juntos! Te voy a tener que dejar de leer hasta que acabe la temporada.
Definitivamente, Latubette en esa foto leopardina parece talmente un chirigotero disfrazado de señora bien momentos antes de salir a actuar en la final del Falla.

Mármara dijo...

¡Ay, madre, fía, Ohne, bien que lo siento, oyes! Me lo hubieras dicho...
Ahora bien, desde aqquí te lo digo, lamiBette, con ese modeleo, casi la veo, un poquitín, tipo travesti. Pero sólo en esa foto, ¿eh?, que en capítulos posteriores (según he podido apreciar en los spoilers) está ideal.

Lowana dijo...

Pues sí que está un poco chusquera... ¡Con lo guapa que va con un simple traje de chaqueta! Pero eso no le impide seguir ligando a troche y moche.

Lena de mar dijo...

ayssssssssssss la tu(nuestra) bette está siempre ideal !!! pero verla tan tierna, tan arrepentida, tan vulnerable... no sé... yo creo que no le durará mucho...

saldrá la "otra" bette. Lo presiento. O no... qué más da, mientras siga saliendo!!! jejeje

Besines saladitos

Mármara dijo...

Un simple traje de chaqueta, o una camisetina de tirantes y un pantalonín a lo Calvin Klein, Lowana. Di tú que, efectivamente, las/nos arrebata de cualquier manera.
Es que, Lena, dan ganas de tirarse a ella aconsolarla (y luego, ya, una vez consolada, a tirarse a ella a otra cosas). Ahora bien, lo mismo que te digo una cosa te digo la otra: que jure fidelidad, es una cosa, pero que se sienta culpable de ser como es, no, ¿eh?, no.

Marcela dijo...

ualaaaaaaa, la escenita del coche la hubiera firmado el mismo rouco varela si no llegan a ser dos mujeres, qué bonitos valores, qué innovador todo, ajajjajajajaaa.

dintel dijo...

Sigo sin haber visto la quinta pero tendré que ponerme al día si quiero que no me la chafes.

Mármara dijo...

A ti te lo puedo decir, Marcelilla de mis entretelas: NO DI CRÉDITO. Vamos, que si no llega a ser porque era lamiBette, hubiera vomitado la (exquisita) compota con yogur que me estaba trincando.
Pero, Dintel, hija mía, ¿cómo puedes estar sin ver LA QUINTA? Anda, ponte al día, porque lo de las pelis me he jurado respetártelo, pero lo de L va a ser que no.

Frabisa dijo...

Paso a dejarte un beso. De la serie, ya sabes, no tengo ni idea.

Conso dijo...

Jajajajaja, "checuero" jajajaja
Perdona hija, es que no lo había pillado hasta ahora. (Lo que te digo, mu mayor)

Mármara dijo...

Chuequero, Conso, chue-que-ro, es decir, "relativo o perteneciente a Chueca".
Ya veo, ya, que, o lees demasiado deprisa, o has de graduarte las lentes, fía :p

Ico dijo...

No te voy a leer más porque estás desvelando toda la trama y yo no me pongo hasta este fin de semana a ver toda la última temporada que he bajado de internet... comparto tu gusto por la elegante Bette pero prefiero a la peluquera y me encanta la personalidad de la periodista.. me veo en en ella... y me rio de mi misma.. un saludo

 
Free counter and web stats